JENNY Y LUNA

Voy a comenzar explicando  como “era yo”; siempre me he considerado una persona fuerte, decidida, sin miedos,, vamos como se suele decir “echada pa alante”, pero a raíz de dar a luz a mi hijo Lucas , algo cambio en mi cabeza, y me convertí en una persona insegura y con una ansiedad incontrolable , poco a poco conseguí aprender a controlar los ataques de ansiedad  pero  aún así ella ( la ansiedad) en muchas situacioness se apoderaba de mí sobre todo en aquellas que se salían de la rutina ( como hacer una viaje, ir a l médico…etc) sin yo darme cuneta todos estos sentimientos se los estaba transmitiendo a mi perrita Luna ,la que a la vez los transmitía ladrando a todo el mundo incluso tirandose a morder, situaciones muy desagradables para todos.

Entonces me empezaron a  hablar de las FLORES DE BACH , al principio todo me sonaba a cuento chino , pero como soy de las personas que no opino hasta que no compruebo , decidí hablar con Noelia y contarle nuestra experiencia, ella me hizo un preparado de flores para mi y otro para Luna , empezamos a tomarlas y 15 días después aproximadamente le note a Luna un cambio bastante grande , cuando salíamos a la calle ya apenas ladraba a la gente ¡¡¡INCREÍBLE!!!la notaba mucho más relñajada ya no se ponia tensa al ver personas ni a otros perros , es más jugaba con ellos y en casa que siempre ha sido muy buen a pero paso de viviren autentica defensa a todo a una relajación absoluta.

Y sobre mí tengo que decir que yo no note ningún cambio a corto plazo en el día a día , lo que si he notado es que la ansiedad de mi pecho ha desaparecido , que ahora realmente respiro en paz y que puedo decir que soy del todo feliz , ya que con esa presión era imposible . me enfrento a situaciones  que se salen de la rutina con normalidad relajada y sin ansiedad y de lo que estoy al 100% segura  es que mi perrita Luna está tan feliz y tan bien porque me ve a mi feliz..

Y por último , el nuevo miembro de mi familia Zar, un braco marrón chocolate al que querían arrebatar la vida,  por estar enfermo, Zar tiene tres años y medio de los cuales, tres ha vivido entre rejas ,comiendo un día sí y dos no, a la intemperie y saliendo solo a trabajar ( cazar) , por si fuera poca desgracia vivir así, él estaba desprotegido y contrajo leishmania , bueno un auténtico desastre todo,

Yo lo cogí y empece a darle FLORES DE BACH para la adaptación,porque lo quería llevar a mi casa,resulto a la primeras , zar lleva un mes y medio en mi casa y parece que lleva toda su vida, no rompe nada,hace sus necesidades en la calle, y se comporta como uno más, asi que etamos encantados

Las FLORES DE BACH ,han sido un empujon hacia la felicidad plena en nuestra vida

 

null

 

INMA Y MARNIE 

La historia de Marnie comienza en un abandono como tantos otros en este país, la dejaron con solo dos mesitos en un recinto ganadero donde desde hace unos años solo hay perros de caza y pastores. Sin sociabilizar y sin apenas contacto humano y mucho menos urbano. Ahora tiene tres años.
La saque de allí en febrero del 2016, con apenas dos años y medio, vivía durmiendo en frío cemento y tratando de competir por la comida con perros mucho más grandes y valientes que ella, aterrada de miedo. Una vez fuera se escapo hasta cuatro veces.
La acogí y desde entonces estoy en el empeño de rebajar todo lo posible sus miedos. Tiene miedo de todo, de las personas sea la que sea, de los vehículos, de los ruidos.
Cuando llego un ligero ruido cerca de ella, la hacía recular desesperada y buscar un rincón donde esconderse, aquí es donde existe el riesgo de escapar pues se zafaba de su armes.
Comía de noche, cuando el silencio la permitía controlar todo y el hecho de que las personas estábamos dormidas la daba seguridad. Se escondía debajo de las camas y era muy difícil hacerla salir.Se hacia sus necesidades encima de camas, sofás, por todas partes en cuanto se asustaba, que era frecuentemente.
No jugaba, ni con juguetes ni con otros animales.
Jamás acudía a bajar a la calle, se escondía, salvo en la mañana que sabía que no había nadie en la calle y no pedía salir.
Tenía miedo de los demás animales huía de ellos.
Caminaba por la calle en total tensión, tiesa, con las orejas tiesas y temblando como una hoja sin parar.
Su estado normal era temblar, siempre temblando,se meaba al bajar por las escaleras a la calle en cuanto oía a algún vecino o vecina
Los celos eran horrorosos, en cuanto te veía hacer algún mimo a otro perro o persona, ella se ponía encima, metía la cabeza como fuese, te chupaba todo el tiempo para llamar la atención como fuera.
Después de varios meses mejoro en varias cosas pero el pánico seguía ahí.
Iniciamos el tratamiento con FLORES DE BACH el día de Navidad.
Ha sido muy lento, pero hay que tener paciencia. Las cosas que han mejorado en Marnie son a fecha de hoy 16 de febrero de 2017:

Cuando oye un ruido en la calle, se cruza con un perro, coche o persona, ya no entra en pánico, se asusta se pone detrás de mí y tiembla ligeramente. Ha bajado mucho la intensidad

Ahora acude para salir a la calle y se pone para que la pongas el arnés, sea la hora que sea.

Cuando bajamos la escalera y oye a alguna vecina, se asusta y se echa para atrás, se pone ligeramente en tensión y tiembla ligeramente pero ya no se mea ni tiembla de esa manera horrible de antes.

Los celos también han bajado de intensidad, sigue con ellos pero ya no chupa, ni mete la cabeza para hacerse notar, se pone al lado y te mira o da con la pata.

Come a más horas del día no solo de noche y ya no se hace nada en casa.

Su último avance, ha sido coger un juguete por primera vez en su vida y jugar con él.

Marnie por fin, empieza a tener algo de felicidad en su vida, algo que no sabía que era.

null

 

SONIA

Cuando recogí a mi gata Kitty de la calle tenía un mes y era supercariñosa, a raíz de esterilizarla y de una visita traumática al veterinario empezó a atacarme , llegándome  a hacer mucho daño, gracias a ti y al preparado de flores de Bach que me hiciste esos ataques cesaron  y aunque Kitty sigue siendo desconfiada y no la gusta que la toquen , ahora vivimos tranquilas.

Recientemenete hemos adoptado a otra gata de 1 mes y gracias al Remedio Rescate hemos conseguido que se adapten bien .

La verdad que estoy encantada  y ahora las tomamos todos en casa cuando pasamos por algún momento de estrés .Gracias Noelia de parte de  Kitty,Hanna y mío

null

 

SARA

Hace un año pasé por una situación personal difícil y como consecuencia empecé a sufrir ataques de ansiedad a menudo.

Nunca antes había barajado la posibilidad de tomar FLORES DE BACH , desconocía su utilidad y era un poco escéptica, conocí a Noelia y me recomendó tomarlas para disminuir mi ansiedad.A los pocos días empecé a notar que mi situación mejoraba. Meses después volvió a surgir otro problema que me provocaba estrés y de nuevo  preparó una mezcla personalizada, otra vez la negatividad volvió a disiparse.

Estoy muy contenta con los resultados y su atención, que es maravillosa ¡Sin duda lo recomiendo!

 

null

 

PILAR

Las Flores de Bach me han sido de una gran ayuda.Nuestra gata Pelusa cayó en depresión y la ayudó mucho a sentirse más tranquila y superar sus miedos.Por desgracia también tenía cáncer y tres meses después tuvimos que decirla adiós, tras esta marcha nuestro otro gato Excalibur empezó a sentirse triste y le pusimos también en tratamiento con flores de Bach, fue maravilloso el cambio que dio y además le vino genial para adaptarse a la llegada de su nueva hermanita.

Gracias a las Flores de Bach y a Noe que nos apoyó y aconsejo en cada momento, poco a poco pudimos superar cada barrera , 100% recomendadas ambas cosas 

null

 

ROSANA

 

Porqué tomo Flores de Bach?

Cuando Gala llegó a casa mostró desde el primer día muchos problemas de ansiedad por separación y claro eso con unos dueños novatos ocasionó destrozos, roturas, enfados, gastritis…. Pero decidimos que queríamos solucionar el problema y nos apuntamos a un curso que hablaba sobre estas problemáticas. Las Flores de Bach no tienen efectos secundarios y podían ayudarnos así que porqué no probarlas? Empecé a darlas a los tres bichos de casa y a tomarlas yo también y poco a poco vimos resultados y además a mis bichos les encanta que se las ponga en el agua y la comida.

Yo descubrí que Gala es mi espejo de las emociones y me refleja perfectamente cuando tengo ansiedad (muy habitual) o cuando tengo un problema emocional a través de su comportamiento.

Con las Flores de Bach además de otros cambios hemos conseguido tener un mayor equilibrio en casa, viviendo más felices y siempre que vamos a hacer un cambio, nos vamos de vacaciones o vamos a estar nerviosos por algo las usamos y todo es mucho más fácil.

Así que como podéis ver 100% recomendables, eso si constancia que Roma no se construyó en dos días.

 

null

 

CELIA Y LUCCA 

Lucca llegó a casa hace ya más de dos años recién rescatada de la calle y embarazada. Tras el tiempo abandonada, con lo que esto supone para ellos, tuvo que pasar por el parto, los cachorros, esterilización de urgencia…

Una vez que todo esto pasó y empezó a mostrar su carácter real, empezaron a aflorar sus miedos. Con cualquier sonido fuerte se escondía durante horas, los cohetes eran un martirio, la gente la asustaba y ladraba a todo el mundo que pasaba por nuestro lado, en casa ladraba al mínimo ruido que oía…

Además, debido al estrés que había sufrido, tubo problemas de piel y de hiperactividad, sin contar los numerosos escapes en la calle.

 

Tras el tratamiento de Flores de Basch que seguimos con Noelia todo esto mejoró radicalmente. No solo nos ayudaron los compuestos que ella nos preparaba, si no el asesoramiento que nos dio. Nos enseñó como actuar en cada momento y qué no debíamos hacer.

Ahora Lucca es una perrita equilibrada y feliz, disfruta jugando con otros perros y conociendo a gente nueva. Sigue teniendo un carácter miedoso, pero no tiene nada que ver a como llegó. Incluso en los días de cohetes se queda tranquilamente en casa sin los tembleques y la ansiedad que antes le producían.

 

null

 

ROCÍO

Hola me Llamo Rocio y quiero contaros mi experiencia con las flores de Bach:

Llevaba un año con anti depresivos y aunque no iba llorando por las esquinas ,no me encontraba bien, estaba apática sin ganas de salir, ni de relacionarme con nadie ,ni tan siquiera con los mas allegados estaba hinchada,gorda y me sentía fea.

Conocí las flores y como no tenía nada que perder las probé .

Les llevo su tiempo, pero surtieron efecto ,me recolocaron por dentro todo lo que sentía y me ayudaron a ver la vida de otra manera , los problemas siguen existiendo pero los afronto con optimismo y mas relajada ,tengo mis miedos pero los controlo yo, vivo hoy sin obsesionarme por el futuro

En fin que siento que las flores me cambiaron mi vida para mejor  por lo que las recomiendo con los ojos cerrados .

null

LA BURRA LOLA

 

¿Le pedí flores a Noelia, en principio para una perrita que había rescatado con cinco años en los que siempre había sido maltratada, le costaba mucho acercarse a los hombres de la familia y nunca había jugado. Cual fue mi sorpresa cuando al llevar 10 días tomando Las flores mi pequeña empezó a jugar conmigo y una noche se acercó a mi marido y le beso la mano. 

Después de ese episodio con Kisa decidí probar las flores conmigo misma,con mi familia humana y con los huéspedes que vienen a la residencia y tienen problemas emocionales como miedos,sólo puedo decir que la experiencia ha sido más que positiva en un 99% de los casos. Animales que llegan absolutamente encerrados en sí mismos en pocos días abren su mente a los cambios y a las nuevas circunstancias. Me encanta decirlo,para mí las flores de bach son la medicina del alma y teniendo a Noe como terapeuta estoy segura que el amor con el que ella las prepara también influye para tener mejores resultados.  Mil gracias siempre Noe.  

null

 

AROA

Las Flores de Bach ayudan de verdad a calmar nervios y a suavizar el estres, las personas muchas veces no nos damos cuenta de todo el estrés que tenemos encima hasta que hay un problema grave o una llamada de atencion por parte de nuestro cuerpo y las Flores de Bach hacen como si fuéramos una cebolla y nos van quitando capitas de estrés así que se lo recomiendo a cualquiera para evitarse problemas de salud, depresiones, nervios, ansiedades… de verdad que os animo a probarlas sin esperar un milagro inmediato, con paciencia y con el tiempo vereis que vais mejorando, os vais calmando  

null

 

EDURNE Y HATOR 

La terapia con las Flores de Bach ha resultado toda una experiencia. Las emociones se nos revolvieron a ambos, perro y humana, y no lo pasamos bien.Incluso estuve tentada de abandonar. 

Pero en la segunda fase todo ha cambiado. Hator ha evolucionado hacia un estado más sereno y aunque sigue siendo un cabezota (así es él) y de vez en cuando le aflora la tozudez, en general está afable, amoroso y obediente.

Por todo lo dicho, la recomiendo para todo aquél que tenga problemas de adaptación, angustia, ansiedad u otra causa similar con su amigo canino.

Firmado: Edurne y Hator

 

null

 

ANDONI Y AKER 

Os presento a Aker: es un perro pequeño (unos 10-11kg), meztizo, mi gran amigo, compañero de batallas, uno más de la familia, la verdad es que no tengo queja alguna. 

Todos estos problemas se van agravando y claro a esto hay que sumarle que en ese momento solo dispongo de 1h para comer y para bajarlo a la calle antes de irme a clase (media hora para comer y media para bajarlo). Y claro para comer tenía que recoger todo el destrozo y limpiar la orina, porque en varias ocasiones se meaba en la mesa. Y claro las quejas constantes de los vecinos… también acababan pesando. Había días que del cansancio y el estrés de la situación… opté por castigarlo y reñirlo… (algo que me arrepiento y no os recomiendo, porque no soluciona nada) pero cuando sufres una situación como esta pruebas cualquier tipo de técnica o estrategia… con el fin de solucionar los problemas. También utilice métodos como colocarle la radio… dejarle la luz de la cocina encendida para que no se sintiera solo… le dejaba mi pijama…. Y cosas que en fin… no me daban resultado. Después de todo esto, confirme que Aker sufría estrés por separación o ansiedad por quedarse solo. Ya que nunca había hecho ese tipo de cosas.

Fueron los dos peores meses de mi vida… tener este problema con Aker y no saber cómo hacerlo frente… ver que no tenía mucho tiempo ni para pensar en alguna solución… a la hora de llegar a casa sentía temor por ver qué nuevo destrozo había hecho… no tener a nadie físico en casa para que me pudiera ayudar con él…etc. Siendo sinceros estaba desesperado por la situación.

Llega Noviembre periodo en el cual ya solo tengo prácticas por la mañana y tengo las tardes libres. Aker seguía con el problema… decido comentárselo a una compañera de clase, mientras estábamos en el hospital de prácticas, y me dice que por qué no pruebo con las “FLORES DE BACH”. La verdad que nunca había oído hablar de ellas y además me comenta que las utilizan también para personas. 

 La primera impresión que tuve al conocer personalmente a NOE fue muy buena. Es una chica muy empática, buena comunicadora, con las ideas muy claras y a su vez, me sentí muy arropado y comprendido por ella. En definitiva, vi la luz del túnel. En un principio solo habíamos quedado para que me diera el bote con las FLORES, pero al final estuvimos unas 3h si no recuerdo mal hablando sobre la situación de Aker. Además de empezar con el tratamiento natural Aker y yo, NOE, me dio unas pautas a seguir en cuanto a conducta y comportamiento para que pusiera en práctica con él.

La verdad es que al principio no pensé que esto funcionara… ya que es una terapia natural y que requiere constancia y el paso del tiempo para ver sus beneficios. Pero lo sorprendente, es que en Aker pude observar los cambios de conducta rapidísimo. Hasta NOE se sorprendió. Al mismo tiempo, como ya he comentado anteriormente disponía de las tardes libres para trabajar con el esos aspectos que había que mejorar.

Tras el paso de los días, pude comprobar que Aker estaba cada vez mejor y yo mucho más tranquilo. Le preguntaba a la presidenta del piso si le había oído llorar o ladrar, ya

que dudaba del criterio o sinceridad de los otros vecinos que se quejaban… también le preguntaba a una vecina de confianza si le había oído ladrar mientras yo estaba fuera de casa (ya que ella también tenía perro y era amigo de Aker). Era la única forma de comprobar si había mejorías o no. También probé grabarlo en video mientras yo no estaba en casa, para conocer cuál era su comportamiento. La verdad es que la mejoría fue espectacular… conseguimos recuperar nuestro vinculo afectivo y poder convivir los dos sin problemas independientemente de que yo estuviera en casa o no.

Al final se acabaron estos problemas tras horas de paciencia, sacrificio, cambio de conductas (que es lo que más nos suele costar) y sobre todo tener actitud para cambiar y tener una mente abierta.

El hecho de comprender cuál es la situación en cada momento, saber cuando nuestra mascota se comporta de forma inusual y poder adoptar medidas para que el problema no vaya a más: son las cosas que he aprendido gracias a NOE. Creo que estas son las ideas que hay que interiorizar para darse cuenta de que no estamos comprendiendo a nuestra mascota, que en cierta manera nosotros también somos responsables de su situación, incluso hacemos que la situación se agrave inconscientemente por no tener los recursos necesarios para hacer frente a esos problemas.

Para no excederme más, agradeceros por haberos decidido a conocer nuestra historia y deciros que os recomiendo esta terapia natural (las FLORES DE BACH) para aquellas mascotas que están pasando por una situación problemática así como para aquellas personas que pasen por una situación similar. Con ganas y constancia todo se consigue. Es una opción más, que no deberías descartar. Os animo a que la probéis y que compartáis vuestra experiencia como he hecho yo hoy.

Ya ha pasado más de 1 año de esto y la verdad que no he tenido que volver a utilizarlas. Y pienso que si en un futuro tuviera cualquier problema nuevo o una recaída no dudaría en utilizarlas.

null

 

ANA Y PANTER

Acaba de cumplirse un año de un hecho que para mi marcó un antes y un después en la convivencia. A día de hoy sigo sin identificar el estímulo que provocó ese primer ataque de agresividad, tan sólo se que me desperté en medio de la noche porque Panter estaba aullando y mordiéndome por la espalda. Fueron 3-4 horas de ataque: si yo me movía, Panter se abalanzaba sobre mi atacándome. Conseguí encerrarla en una habitación.

Me gustaría apuntar que antes de este episodio Panter era una gata feliz, de esos mininos a los que les encanta que les acaricien, que duermen dentro de la cama, le encantaban los bebés,…en fín, como muchas personas me decían“Hala, si es un gato-perro, un gato-cojín”.

Cuando al día siguiente regresé a casa, el miedo me impidió entrar:

Panter se puso erizada delante de la puerta y me impedía el paso, estiraba una pata para arañarme. Decidí que esa noche dormía fuera de casa. Me dediqué a buscar por internet información relacionada con conductas agresivas en gatos, ataques y temas relacionados porque necesitaba entender qué le estaba pasando a Panter.

Y cliiiinn!!!! en la búsqueda me encontré con el articulo que he nombrado“el gato que se volvió loco”.

De una forma desesperada contacté por mail para resumirles el episodio. Al mismo tiempo, tanto mi veterinario habitual como otros a los que les comenté el caso, me aconsejaron el sacrificio porque cuando a un gato le pasa eso una vez, se vuelve a repetir y se crean situaciones muy peligrosas.

Esas explicaciones no me convencieron, yo seguía sin entender que estaba pasando, ¿por qué Panter me había atacado? ¿qué le produjo miedo? ¿qué tengo que hacer? ¿cuándo va a volver a ser la gata adorable?.

Me respondieron súper rápido con instrucciones claras:

Mete a Panter en una habitación sin luz con todas sus cosas (arena, agua, comida y juguetes). Confié en ellas y así lo hice.

Su forma de interpretar el caso me alivió: nos habíamos encontrado ante un“ataque de agresividad redirigida”, en el cuál Panter se asutó (no he identificado el estímulo, quizás en sueños grité y me moví de forma brusca, o en la que calle se produjo algún ruido fuerte, no se), y ante el susto reaccionó atacando, como lo hacen todos los animales que pertenecen al género felino.

En el momento del ataque como yo también me asusté muchísimo, pues el nivel de miedo, ansiedad y estrés se apoderó de nosotras.

Durante 2 días repetimos esas pautas hasta que llegó un punto en que Panter tan solo arañaba la puerta y emitía maullidos que yo interpretaba como lloros.

 Para mi fue un poco complejo gestionar todo ese torbellino de emociones, así que el mismo patrón de toma de flores de bach que le suministraba a Panter, lo seguía yo. En algún sentido me daba la sensación de que el vínculo con Pánter se había roto y tenía que construirlo de nuevo.

Durante los 15-20 días siguientes continuamos con las flores del bach:4gotas 4veces/día y 10 en el agua. Cada vez que Panter se acercaba a la cama donde se produjo el ataque, su pelo se volvía a erizar, así que decidí que por las noches cerraba la puerta de la habitación. De todas formas, yo no confiaba en ella y no quería que durmiera conmigo, aún guardaba inquietud y miedo por lo que había pasado. En ocasiones la convivencia fue difícil porque cuando Panter se acercaba o subía al sofá para buscar mimos, yo la rechazaba.

Pasaron los días y la situación recobró la calma: Panter y yo dormíamos juntas, estaba todo el día encima de mi…en fín volvimos a crear ese vínculo humano-felino que se forma con amor y confianza.

Un mes más tarde volvió a repetirse la situación, esta vez yo estaba despierta y pude darme cuenta de toda la escena: Panter estaba dormida a mi lado, yo me moví despacio con precaución para no molestarla, y al instante ella se abalanzó sobre mi, de nuevo aullando, arañando y mordiendo. Se hizo pis y vomitó. Salí de la habitación corriendo y la dejé encerrada unas horas. Busqué el contacto de Noe para contarle la situación. Aunque se había repito el mismo patrón, mi actitud ante él era diferente: no grité y traté de guardar la calma, Panter aún estaba sensible a ciertos estímulos y era normal que pudieran repetirse ataques de menor intensidad, asi que lo primordial era intentar guardar la calma para ayudar a Panter a que ella también la tuviera.

Como la primera vez, la receta fue la misma: flores de bach del método rescate y mostrar confianza y cariño. A los pocos días, Noe me envió un cuestionario para preparar una mezcla de flores de bach que se ajustase a nuestra situación. Estuvimos tomándolo durante 3 meses.

Creo que las flores de bach principalmente me han aportado conciencia y conocimiento para saber qué emociones están pasando en mi, y que automáticamente también en Panter. 

He aprendido un poco más de mi misma, quizás las flores de bach pueden ser vista como una panacea, mi percepción es que son un acompañante que me permiten detectar que situación puede ser estimulante de miedo, alteración y así movilizarme para afrotarla

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies