Publicado el 1 comentario

¿POR QUÉ CAZAN LOS GATOS?

¿Por qué cazan los gatos? ¡Con lo bien alimentados que están!

Desde luego que más hambre no pueden tener. Si tienen su comida todo el día a su disposición para cuando ellos quieran. Además, de la que le gusta a mi pequeño ¿eh? Que es muy exquisito el señorito.

¡Para ellos todo lo mejor! ¡Pues sólo faltaba! ¡A cuerpo de rey viven estos felinos!

Pues sí, es verdad. Y, sin embargo, la mayoría de ellos siguen cazando moscas, mosquitos, cucarachas en algunos edificios viejos (qué suerte tenemos de convivir con una fauna tan variada…). Y ya si pueden salir al exterior ni os cuento…  es precioso vivir en el campo y que tu gato te obsequie con cadáveres de vez en cuando… ratoncitos, ratones, ratas, lagartos y lagartijas, pájaros…
¡todo lo que sea tamaño presa está bien!

¿Por qué gatito? ¿¿Por qué??

Lo que pasa es que el instinto de caza no está del todo relacionado con la sensación de hambre. Es decir, que aunque el hambre puede ser uno de los detonantes de esta conducta no es el único ni el más importante. Nuestro gato puede estar totalmente saciado y aún así cazar.

 

¿Qué activa entonces este comportamiento?

Existen estímulos internos y externos que desencadenan la conducta y ejecución de la caza. Estímulos internos y muy importantes, porque os recuerdo que se le llama instinto de caza y eso es por algo, pero es que además el realizar la secuencia de caza y el hecho de cazar y conseguir la presa generan emociones positivas y placenteras en los mininos

(como hecho curioso quiero destacar que el tipo de agresividad depredadora en la que el animal agrede como parte de una conducta de caza y con el fin de matar a su presa es el único tipo de agresividad que genera emociones positivas y por tanto el más difícil, o prácticamente imposible, de corregir ya que se auto-refuerza el comportamiento por lo que tiende a repetirse y la motivación por ello es muy alta)

 

Los gatitos cazan y cazar mola, es divertido y les hace sentirse bien, así que es lógico que la conducta se vaya reforzando cada vez más y que la motivación por cazar cosas (muchas veces lo redirigen hacia un contexto de juego) sea muy elevada. A veces más que por cualquier otra cosa… sólo por el hecho de cazar, no por el hecho de consumir.Podría decirse que en este sentido los gatos matan por placer…

 

En cuanto a los estímulos externos creo que os lo podéis imaginar. Si vosotros, como yo, convivís con un gato que cada vez que oye que rascas algo o cada vez que ve algo en movimiento se le dilatan las pupilas (en serio, fijaos en ello, dan miedito…) y empieza a acechar… ay, amigos, ya sabéis lo que incita a vuestro gato a la caza. Generalmente, lo más motivante es el movimiento (ratones corriendo, moscas volando, el puntito del láser yendo de un lado a otro de la pared…), esto activa el chip en el cerebro del gato que dice

 

“Eh, eso hay que cogerlo, jugar con ello, matarlo y luego comerlo…o si no hay hambre ya se lo regalaré a mi esclavo humano para que vea que de vez en cuando también sé ser un amo magnánimo”

Pensándolo bien, probablemente el hecho de que cacen como consecuencia de estas motivaciones y no sólo por hambre fue algo decisivo en el proceso de domesticación (si es que realmente nos creemos que los gatos están domesticados claro… creo que los domesticados somos nosotros a su servicio).
Imaginad que los gatos llegan a cazar sólo por hambre. Un ratoncito cada tres o cuatro horas… supongo que los hombre en aquella época hubieran pensado que no les merecía la pena convivir con ellos porque seamos realistas, sólo los querían para controlar las plagas y
¿tenéis idea de a la velocidad que se reproducen los roedores?

 

Una suerte pare ellos y para nosotros, por este instinto están ahora en nuestras vidas. Porque el instinto de caza es algo con lo que nacen pero la secuencia y técnica de la caza la aprenden de pequeñitos.

Por supuesto, mamá gata es quién la enseña. ¡Madre no hay más que una! ¿Os imaginais a la camada de gatitos saliendo con mamá a cazar? ¿Jugando a cazarse unos a otros? ¿Con sus movimientos torpes, pero poniendo mucha ilusión en el aprendizaje? ¡Qué buenos tiempos los primeros días de escuela! Si lo pensamos da mucha ternura ¿verdad? Viéndolos en esos primeros intentos de caza parecen tan monos y adorables que no nos paramos a pensar que en realidad… se entrenan para ser una máquina perfecta de matar… que no matará sólo por hambre… también matará por placer.

Cazadores implacables, carnívoros estrictos, depredadores insaciables… pero con sus ronroneos y mimos también los seres más adorables del mundo ¿no?

¿Qué es lo más raro que ha cazado vuestro gato?

(También valen objetos inanimados, que los gatos caseros ya cazan cualquier cosa…). Cuentánoslo, preguntanos, comentanos, ponte en contacto con nosotras porque seguimos aquí para ti

 


EXPERTA INVITADA

MARÍA PASCUAL

  • Licenciada en veterinaria.
  • Doctorada en bienestar animal.
  • Máster en etología.
  • Diplomada en terapéutica homeopátca.
  • Postgrado en homeopatía clínica.
Publicado el Deja un comentario

EL GATITO QUE SALTÓ POR LA VENTANA

gatos ventana -objetivo emoción

Entre los veterinarios hay algo que se conoce como el síndrome del gato paracaidista y es esa urgencia típica de un gato que se ha caido por la ventana. Puede que lo hayais vivido con vuestro gato, que conozcais alguno al que le haya pasado, pero si no creed en mi palabra: es algo muy común. ¿Qué por qué hay en el mundo un montón de gatos aventureros e inconscientes, quizá incluso suicidas? Bueno, porque ellos a base de tanto repetírselo también se creen que tienen siete vidas.

 

Gatos y ventanas 

La realidad es que es común que los gatos se caigan de las ventanas porque viven en pisos con nosotros.Pisos altos donde el único acceso al exterior que tienen es mirar por una ventana cerrada la actividad de la calle.

Y todos lo sabemos, a los gatos les encaaaaanta mirar por la ventana. No sólo eso, también les encanta tomar el sol, acechar a los pájaros que se posan en el afeizar… Y lo hacen muchas veces, muchísimas y si se lo permitimos se pasean por el afeizar y se colocan allí en posturas imposibles a echar una siestecita. Y nunca pasa nada. No. Porque ellos son ágiles, son equilibristas, son casi como cabras montesas en rocas escarpadas. El problema es que hasta el más ágil puede sufrir un tropezón, hasta el más equilibrado se puede desequilibrar.

 

La curiosidad es innata en los gatitos. No es por nada que el refrán que habla sobre lo peligroso de ser curioso sea sobre un gato. Especialmente son curiosos y hasta temerarios cuando son pequeños, después, en la edad adulta ya tienden a ser más cautelosos y un poquito más miedicas. Pero siempre quedan kamikazes de la vida. Y aunque no lo sean, hay cosas que no se pueden controlar.

Les encanta espiar a los vecinos. Y a veces se asoman demasiado para ver que es lo que está pasando en el barrio. O, a veces, su instinto cazador les hace saltar para atrapar a esa paloma que se pasea por su ventana como si tuviera derecho a invadir su territorio. El caso es que se caen. En un momento están y al siguiente no.

Os sorprendería saber la cantidad de casos en que no les pasa absolutamente aunque caigan de un cuarto piso. Os sorprendería pero en otros muchos casos sí que les sucede.

Ellos son duros, tienen siete vidas puede que sea verdad. Pero todo marcha mucho mejor cuando tienen las siete completas y no tenemos que empezar a hacer la cuenta atrás.

Ventanas para gatos

Por favor mucho cuidado con los gatos y las ventanas.Pero por favor no les prohibais acercarse a ellas. El poder mirar por la ventana es un enriquecimiento ambiental más eficaz que ofrecerle miles de racadores super sosfisticados. Pero siempre con precaución.

 

  • Las ventanas cerradas les permiten mirar sin riesgo
  • ¿Qué tal una plataforma a la altura de la ventana para sus largas siestas al solecito?
  • Las ventanas abiertas con mallas de seguridad les permiten además estímular sus sentidos con sonidos y olores.

Buscad la forma que más os convenga y más seguridad proporcione a vuestro felino. Más vale prevenir que curar y aunque los gatos siempre caen de pie, como buenos esclavos humanos nos corresponde asegurarnos de que no les va a pasar nada. Los descuidos del esclavo humano pueden ser a veces lo verdaderamente peligroso.

Recordad siempre que la curiosidad mato al gato pero que matar la curiosidad puede hacer que la vida no merezca tanto la pena. Dejemos a los gatos ser gatos y nosotros como humanos encarguémonos de que puedan serlo felices y seguros.

 

Un abrazo

 

MARÍA 

  • Licenciada en veterinaria.
  • Doctorada en bienestar animal.
  • Máster en etología.
  • Diplomada en terapéutica homeopátca.
  • Postgrado en homeopatía clínica.

 

Publicado el 1 comentario

EL ACICALAMIENTO GATUNO: Limpieza total

gatos acicalamiento - objetivo emoción

Que los gatos son muy limpios y pulcros (al menos la mayoría) no es ningún secreto. A ellos les gusta tener cada cosa en su sitio para evitar suciedades innecesarias. A veces hasta son extremadamente “tiquismiquis”. La comida en el sitio de la comida. Y el arenero en el sitio del arenero. ¡Y no los pongas demasiado juntos esclavo humano!

Ah, y por supuesto si el baño del señor gato no está bien limpio no se le ocurrirá acercarse… ¡ya buscará otro sitio más adecuado para hacer sus necesidades! Muchas veces los problemas de eliminación inadecuada pueden ser derivados de una incorrecta o infrecuente limpieza del arenero… así que cuidado con estos mininos.

 

ELIMINACIÓN INADECUADA EN GATOS : ¿Todo es estrés?

 

Y claro, como limpios que son ellos no se pueden olvidar de su ducha diaria… ¡pero ni se te ocurra acercarlos al agua, por favor! Que les puede dar un patatús. Ellos se lavan a su manera. Y es una manera muy buena ¿eh? Con esa lengua áspera que tienen se limpian todo el cuerpo en un momento. Bueno… lo que se dice en un momentito tampoco… porque ellos dedican casi el 10% del tiempo que pasan despiertos a esta labor… sí sí, ya sé perfectamente que el tiempo que pasan despiertos tampoco es mucho…

 

Beneficios de la limpieza gatuna

El caso es que este ritual que tampoco parece que sea en realidad tan tan higiénico (a nosotros no se nos ocurriría nunca lavarnos con saliva… ¿no?), a ellos les sirve para más que simplemente quedar limpitos y como nuevos.

 

  • En primer lugar, el roce de su áspera lengua y las propiedades de su saliva actúan como un efectivo remedio contra los ectoparásitos (pulgas, garrapatas, etc). Pero ¡ojo! que esto no quiere decir que porque ellos se acicalen solitos nos libremos de ponerles su pipeta u otros remedios antiparasitarios cada mes. Para algo somos sus esclavos y responsables de su salud y bienestar…
  • Por otra parte, el ritual de acicalarse sirve como termorregulación para su cuerpecito, ya que los gatos como sus amigos los perros no sudan (aunque sí existe cierto intercambio térmico de este tipo por las almohadillas de las patas y mucosas) los pobres mininos se han tenido que buscar esta nueva forma de refrescar y perder calor.
  • No sólo esto, si no que el acicalamiento también puede tener fines sociales. En el contexto social, el acicalar a los demás y dejar que otros les acicalen ayuda a disminuir tensiones y evitar reacciones agresivas y el estrés, mejorando la cohesión del grupo. Así que sí, cuando los gatos se acicalan mutuamente podemos concluir que están haciendo algo parecido a darse besitos… puede que de amor o puede que pidiendo disculpas y reconciliándose ya que muchas veces este acicalamiento se lleva a cabo para disminuír la tensión tras una pelea.

 

Este comportamiento es un comportamiento natural que resulta muy necesario para el bienestar de nuestros amigos felinos. Ni su exceso ni su defecto son una buena señal. Un gato normalmente deja de acicalarse cuando está deprimido o sufre estrés. Y normalmente, durante la enfermedad (sea la que sea) ésta puede ser una de las primeras señales que nos indiquen que algo va mal. Si vuestro gato deja de acicalarse o de jugar y parece apático, es mala señal.

 

Sin embargo, el estrés o las enfermedades que generen picor o irritación en determinadas zonas del cuerpo pueden producir precisamente el efecto contrario y aumentar la frecuencia o la intensidad del acicalamiento, llegando incluso a producir alopecia, irritación de algunas zonas, inflamación y heridas. Al igual que en los humanos el aumento de esta conducta puede también asociarse a conductas compulsivas, en estos casos estad muy atentos al comportamiento de vuestro felino y buscad siempre la opinión de un etólogo.

Sí, amigos, nuestros gatitos siempre quieren estar limpios, pero eso de que nos encarguemos nosotros de su higiene y estética corporal no les mola un pelito. Así que procuremos estresarlos lo menos posible tratando de ponerlos guapos… ¡bastante guapos son ellos al natural! Los gatos quieren estar limpios… pero no relucientes.

Recuerda que seguimos aquí para ti y tus animales

 


MARÍA 

  • Licenciada en veterinaria.
  • Doctorada en bienestar animal.
  • Máster en etología.
  • Diplomada en terapéutica homeopátca.
  • Postgrado en homeopatía clínica.
Publicado el 2 comentarios

ESTOY EMBARAZADA Y TENGO GATO ¿Qué hago?

embarazo gatos- objetivo emoción

Si estás embarazada y tienes gato no o permitas que nadie te asuste , la gente siempre habla más de la cuenta aunque no tenga ni idea del tema , siempre tendrás algún familiar que te insista en que lo regales lo encierres o lo sacrifiques  ,un consejo no les hagas caso ,ni en esto ni en otras millones de cosas con las que te van a presionar o acabarán diciéndote cómo educar a tu pequeño/a (lo intentarán seguro)

 

Berta, mi gata, comenzó a dormir sobre mi tripa una semana antes de  yo saber que estaba embarazada ,ella fue el mejor test de embarazo , durante los 9 meses pasó horas y horas acurrucada encima mío ronroneándo a la pequeña que crecía en mi interior  y ahora que Olivia su íntima amiga ha nacido ya no hay barreras que puedan separarlas.

Durante mi embarazo me harte  de tener un millón de veces la siguiente conversación con familiares ,conocidos y demás personas de mi entorno  :

 

GENTE: ¿Oye y qué vas hacer con los animales cuándo venga la niña?

YO: pues nada

GENTE: ¿Pero los vas a tener con la niña? con lo que ensucian y los pelos y las enfermedades y los celos mira que si le pillan pelusa a la cría

YO: Mis animales son parte de la familia y no hay negociación que valga

 

Prepárate querida  futura mamá con mascota , te dirán lo peor de lo peor,te contarán los casos más atroces ,los peores sucesos de animales y bebés , mantente  firme o estás perdida.

Sólo decirte que no tomes una decisión basada en un miedo provocado (sin ninguna base) y en un momento en que emocionalmente estás híper sensible y con los nervios a flor de piel, quieres lo mejor para tu bebé de eso no cabe duda, pero desde luego que quitar al gato, al que seguro que también adoras ,no debería ser una opción no cedas ante las presiones, es tu bebé, es tu familia, son tus animales, es tu vida, toma tus propias decisiones , sin importar la aprobación de nadie.

 

Las FLORES DE BACH  es una terapia natural que no puede ayudar a preparar el camino para que todo salga con naturalidad y no surjan problemas .Te recomendamos que un par de meses antes de la llegada del bebé a casa comienza  a dárselas ya que nos ayudará a favorecer la adaptación de tu gato a la nueva situación.

 

Más vale prevenir que curar 

Cuando vuelvas a casa del hospital ,tómatelo con calma ,no tengas miedo y deja que tu gato se acerque a tu bebé(siempre bajo tu supervisión claro) ,seguramente una vez que lo huela ya no le interese ,a veces nosotros mismos  creamos problemas donde no los hay ,compórtate de una manera tranquila y tu gato lo hará también

Si tienes  cualquier duda, te sientes muy presionada por tu pareja-familia o  si no sabes cómo hacer las presentaciones entre tu bebé y tu gato para que todo salga bien, podemos ayudarte

 


NOELIA

Publicado el 6 comentarios

ELIMINACIÓN INADECUADA EN GATOS : ¿Todo es estrés?

eliminacion inadecuada gatos- objetivo emocion

Cuando un gato empieza a hacer sus necesidades fuera de la bandeja de arena los dueños siempre piensan primero en que es parte de una venganza por parte de su minino, que lo hace a mala leche… que sabe que nos molesta. Y nosotras por nuestra parte siempre pensamos inmediatamente en un gato estresado.

En el fondo hablamos de lo mismo porque cualquier acto que pudiera llevar al gato a querer “vengarse” es algo que indudablemente le ha causado estrés.

 

¿Está estresado mi gato?

¿Tenemos razón al pensar así inmediatamente? Bueno, sí y no.

Es normal que el estrés sea lo primero que nos viene a la cabeza porque tras ver casos y casos y más casos este suele ser el nexo común de todos ellos. Pero que les alteremos la vida cambiando el champú que usamos no es ni de lejos la única posible explicación… vale, quizá parezca que exagero pero recordad que cualquier cosa que nosotros ni apreciamos para ellos puede ser lo más estresante del mundo… y en realidad que bonito es tener a alguien que se da cuenta de cuando nos cortamos el pelo, usamos ropa nueva o nos cambiamos el perfume ¿verdad?

Parejas del mundo no lo intentéis más, el gato siempre os va a superar en atención a los pequeños detalles…

Como decía, esto no tiene porque ser siempre la razón oculta para esos pises sorpresa fuera de sitio. 

Si quieres dejar de limpiar meados de tu gato del sofá, el edredón, la alfombra….

y que vuelva a usar el cajón de arena esto te interesa (ENTRA AQUÍ)

 

Mi gato no usa el arenero ¿qué pasa?

➡️ PROBLEMA RENALES,CISTITIS…

Lo primero en lo que debemos pensar es en un problema orgánico. Problemas renales, cistitis, infecciones de las vías urinarias bajas, que a su vez también están muy relacionadas en su etiología y en su desarrollo con el estrés pero que deben ser tratadas por un veterinario.

Recordad, que el primer paso ante un problema de comportamiento cualquiera siempre es consultar con el veterinario y asegurarnos de que no hay ningún problema orgánico detrás de esa conducta.

?️ENFERMEDADES

A nivel físico no sólo los problemas urinarios van a ser responsables de que los lindos felinos puedan hacer un pipí fuera de sitio… hay enfermedades de carácter más general que también pueden provocar un cuadro de poliuria/polidipsia (que el animal beba y orine más de lo normal).

En realidad cualquier problema que les produzca dolor, malestar e irritación puede llevarles a volverse más descuidados en sus rituales de limpieza y eliminación. Así que muy atentos a su salud.

?AVERSIÓN A LA BANDEJA

Por otra parte, existe otro problema que puede tener relación con el apartado anterior y es lo que se conoce como aversión a la bandeja.En este caso nuestro dulce animalito puede no querer orinar/defecar en la bandeja de arena debido a que en anteriores ocasiones ha sufrido dolor al utilizarla.

Puede ser consecuencia de enfermedades o problemas orgánicos ya resueltos pero que en su día le hicieron relacionar el uso de la bandeja con dolor, por eso al llevarlo al veterinario descubriremos que no le pasa nada en el momento actual… debemos hacer memoria y conocer muy bien a nuestro amo felino para poder descubrir la causa del problema que tenemos ahora entre manos.

Además, no tiene por qué haber sido algo físico lo que provoque la aversión.eliminación inadecuada GATOS  

Una mala experiencia (un susto, estímulos negativos, ruidos en el lugar donde está la bandeja, etc) puede llevar al gato a no querer usar la bandeja por miedo, al relacionarlo con malas experiencias en el pasado.

➡️PREFERENCIA DEL SUSTRATO

Por último (en este artículo que no en el diagnóstico diferencial de la eliminación inadecuada, recordad que cada gato es un mundo y cada uno puede tener sus más oscuras razones para hacer lo que hace), está la preferencia de sustrato.

La preferencia de sustrato es ese proceso por el que el gato ha aprendido a hacer sus necesidades en un determinado sustrato (pongamos la alfombra del salón) y para él o ella ese es el lugar donde hay que hacerlo porque es donde siempre lo ha hecho y es el sitio que le mola.

¿Qué pasa? Cada uno hace pipí donde quiere y le es más cómodo ¿no? También puede ser que tras un proceso de aversión a la bandeja el gato haya encontrado un nuevo lugar preferido donde hacer sus necesidades y aunque consigamos desensibilizarlo al uso del arenero siga prefiriendo su nuevo lugar.

?ANSIEDAD POR SEPARACIÓN

Aunque en los gatos es raro también puede existir un proceso similar a la ansiedad por separación de los perros.En estos casos la ansiedad que les provoca la separación de su figura de apego (esclavo humano, ¿cómo va a irse de casa y dejar desatendidos todos mis caprichos?) puede hacerles perder el control de esfínteres y orinar y/o defecar en lugares inapropiados.

 

Ay, pequeños mininos caprichosos. En este caso, paciencia , trabajo duro y  flores de Bach realidad es un proceso exactamente igual al de enseñar a un cachorro de perro que ahora se hace pis en la calle y no en el periódico de la cocina… sólo que nuestros queridos mininos son un poco más cabezotas.

Ah, y probablemente será mejor que retires esa alfombra del salón que es su nuevo baño particular, eso sí poquito a poco que ya sabemos que a los gatitos no les gusta que les toquemos sus cosas…

Y hoy no quiero hablar de estrés pero me veo en la obligación de insistir, detrás de la mayoría de problemas de comportamiento felinos hay un pobre gatito estresado y en ese caso las flores de Bach son nuestro mejor aliado

CURSO ONLINE:

Eliminación inadecuada, estrés y flores de Bach ( pdf +audios+bonus) 

MÁS INFORMACIÓN

 

Amemos a aquellos gatitos que usan su bandeja de arena y a los que no… vamos a amarlos aún más y ayudarlos con dosis infinitas de paciencia.

Un abrazo

 


MARÍA

Publicado el Deja un comentario

ALIMENTACIÓN DEL GATO : A mi dame lo de siempre

alimentacion gatos- objetivo emoción

Que los gatos son especialitos a la hora de comer no es ninguna cosa nueva. Sé que hay gatos por el mundo que son unos intrépidos de la innovación culinaria y se lanzan tras cualquier cosa que su esclavo humano esté comiendo para reclamar su trocito correspondiente (al fin y al cabo lo que está en su casa automáticamente pasa a ser suyo ¿no?), pero la mayoría de ellos tendrán que pasar mucho, mucho, mucho tiempo examinando esa cosa nueva tan rara que has dejado en su comedero (sí, un trozo de pechuga de pavo) y al final pasarán de comérsela…

 

¿Tiene esto alguna explicación razonable?

¿O es que nada en el mundo felino es razonable? ¿Pueden resistirse a ese olor mucho más agradable que el de su pienso y no comer nuestras delicias cocinadas para ellos con el mayor de nuestro cariño? Sí, pueden. Y sí, tiene una explicación… aunque vosotros juzgaréis si es razonable…

Resulta que los gatos a partir de cierta edad (recordad el final del periodo de socialización) empiezan a manifestar lo que se conoce como neofobia alimentaria y que es ni más ni menos que una fobia a las comidas nuevas; olores y sabores nuevos no parecen algo que pueda llevarse a la boca. Más vale malo conocido que bueno por conocer.

Los gatos son bastante más exquisitos que los perros a la hora de comer, y diréis “no hace falta que lo jures…”. Lo sé. Pero es que los gatos son de comer pequeñas cantidades varias veces al día. Imaginad una especie acostumbrada a comerse un ratón inmediatamente después de cazarlo y cuando vuelven a tener hambre…pues cazan otro. Los perros sin embargo se apañan con lo que hay, cazan una pieza grande, se dan un festín y cuando no pueden más guardan lo demás para luego…

¡Eso es una aberración para los felinos! ¿Ellos comiendo algo que empiece remotamente a oler a pasado o podrido? ¡Pues no tienen ellos clase ni nada!

 

Comer de todo

Desde pequeñitos mami les enseña lo que se come, a qué sabe y a qué huele. Durante los primeros meses de vida del gatito estamos a tiempo de acostumbrarle a una dieta más variada, pero luego ya… pobres de nosotros. Nos miran con desprecio cuando les ofrecemos manjares.

Será porque probablemente piensan que intentamos envenenarles, porque esto de la neofobia alimentaria no es más que una estrategia para evitar alimentos que puedan sentarles mal. Y si lo pensáis bien a nosotros los humanos también nos pasa… a veces si las cosas no saben como las que hacía nuestra mamá o nuestra abuela cuando éramos peques, ya no nos molan tanto ¿verdad?

 

Anorexia por cambios de alimentación

Y todo esto de la neofobia alimentaria de los gatos no os lo cuento para demostrar lo caprichosos que son estos mininos (que lo son…) si no para haceros conscientes de un problema real y muy preocupante en nuestros queridos amos felinos: la anorexia por cambios en la alimentación.

Seguro que muchas veces habéis oído decir a algún dueño de perro “si no se come el pienso ahí lo tendrá hasta que se lo coma, ya verás como después de tres días se lo come sin rechistar”. Un gato jamás, jamás, jamás puede ser tratado así. A veces nos enfadamos y pensamos que lo hace por capricho, para fastidiarnos “pues ya comerás cuando tengas hambre”. NO.

El gato no comerá ni aunque tenga hambre si lo que le ofrecemos es desconocido o no le gusta. Y es capaz de morirse de hambre. Os lo aseguro. Además es muy importante que los gatos coman, pocos días sin comer pueden ser fatales para un gato. Así que si el gato no come busca lo que más le guste en el mundo…pero que coma.

 

¿Quiero decir con esto que no podáis ofrecerles cambios en la alimentación a vuestro gato?

Claro que no se trata de eso. Podemos introducir un pienso nuevo, nuevos alimentos, premios para gatos… pero siempre poco a poco. En especial si pensáis cambiar de pienso hacedlo siempre mezclando un poquito del nuevo con el viejo durante varios días y controlando si se lo come, y luego poco a poco aumentando la cantidad del nuevo. Y a veces no va a haber manera de que lo coma. Pues oye, cada uno con sus gustos. Os recuerdo que a los gatos no les gustan los cambios.

Si tenéis un gato de esos que todo les pirra y nada les estresa disfrutadlo, son difíciles de encontrar. Para los demás, siempre que podáis intentad acostumbrar a los gatitos a los cambios en alimentación, si están acostumbrados a variedad de comida nos será un drama cuando no encontremos su marca favorita.

 

¡Bon appétite!

Para cualquier comentario, duda o consulta seguimos aquí para vosotras


MARÍA