Publicado el 18 comentarios

¿Cuidas de todos menos de ti? EL SÍNDROME DE WENDY

Cuántas veces al cabo del día  acabas explotando y dices (y te dices) !Hasta aquí hemos llegado¡, a partir de ahora voy a dejar de ser la tonta que está para todo y para todos y me voy a encargar de mi misma.Pero pasado el enfado, la tristeza, la decepción o el agotamiento vuelves a ser la mujer que siente la necesidad de cuidar a todos los que les rodean.

 

La noria vuelve a girar. Y sin darte cuenta otra vez vuelves a meterte en esa dinámica estresante que te roba las energías, el bienestar y la salud física-  emocional- mental. 

Por muy estresada y harta de la situación que te sientas, no tienes ni  idea de qué puedes hacer para cambiarla o porqué te pasa esto una y otra vez.

 

¿Por qué has acabado cuidando demasiado ?

Creemos que el papel de  mujer abnegada, complaciente, silenciosa ,cuidadora y responsable de las cargas familiares ha quedado atrás, pero lo cierto es que “la madre de toda la vida,la de siempre”  aún sigue siendo muy aplaudida y apoyado por la sociedad, la cultura, las familias...

Y lo normalizamos porque lo hemos visto en nuestras madres, abuelas, bisabuelas, amigas…

Aún nos queda un largo camino hasta lograr empoderarnos como mujeres  y alcanzar la igualdad.

Por muy bonito que de cara a la galería  quede eso de ser buena con el prójimo , no decir nunca que no, o intentar ser la mujer-madre-esposa -trabajadora perfecta.  no lo es y te hace daño, un daño silencioso pero daño al fin y al cabo.

Porque detrás de esa necesidad de satisfacer al otro ( hijos, pareja, familia, amigos, animales…..) por encima de tus propias necesidades se esconde mucho MIEDO, MIEDO AL ABANDONO ,MIEDO A LA SOLEDAD, MIEDO AL RECHAZO, MIEDO AL QUE PENSARÁN, MIEDO A NO MERECER AMOR, MIEDO AL NO SER LO QUE ESPERAN QUE SEAS.

El miedo al rechazo, a no ser querida o aceptada te hace ser excesivamente servicial con los que te rodean  y hace que esos demás con el tiempo acaben aprovechándose de ti ,dando por hecho que es “tu deber”atenderlos, que es  normal que tú des tanto a cambio de nada.

 

¿Cuándo comenzó ?

No te pienses que ser una cuidadora nata aparece de la noche a la mañana, no no querida mía, comenzaste en tu infancia cuando siendo una niña pequeña por diversos motivos  te sentiste indefensa, desprotegida, poco aceptada o incluso poco querida, por lo que comenzaste a interpretar el rol de “cuidadora” esperando que de esta manera tus padres, abuelos  o los adultos con los que vivías te aceptasen quisiesen o estuviesen orgullosos de ti.

Querías ser útil y valiosa a cambio de cariño,atenciones, seguridad y amor.

El síndrome de Wendy suele darse en mujeres y es muy normal que toda Wendy  acabe compartiendo  su vida con un Peter pan, un hombre inmaduro que evita las responsabilidades ( todo lo que puede) y que quiere interpretar el papel de niño por siempre. 

Y por eso tú como buena Wendy para hacerle la vida más fácil y cómoda, y que sea feliz te responsabilizas de todo lo que él no hace. Peter Pan necesita cuidados y  Wendy no estás dispuesta a que le falte de nada .

La ayuda emocional que necesitas para protegerte de una familia tóxica

Dejas de ser mujer para ponerte el traje de madre de tu pareja, de tus padres, de tus amigos, de tu suegra.….y de todo el mundo.

Les cuidas , aconsejas, consuelas, haces favores,les atiendes, sermoneas, te preocupas …..a cambio de nada (como lo hace una madre con su bebé).

 Y cuando tú acabas vacía de tanto dar , te sientes decepcionada y sola. Y te das cuenta que estás dando demasiado a cambio de nada , y te sientes agotada ,estresada  frustrada e infravalorada, lo que puede acabar  en problemas de ansiedad, tristeza profunda, depresión , problemas físicos ( dolores de estómago, cabeza, cansancio crónico, problemas de piel…) problemas de pareja (debido a la clara desigualdad) problemas familiares( tus hijos, animales pueden desarrollar problemas de comportamiento o emocionales) problemas de trabajo, con los amigos….

Y en general acabas con un sentimiento de insatisfacción emocional permanente que no sabes de dónde viene.

 

¿Cómo saber si estás en el papel de Wendy?

Me gustaría que me digas si te sientes identificada:

  • Estás quemada, estresada  desbordada. Cargas a tus espaldas demasiado
  • No te sientes satisfecha con tu vida y no sabes por qué
  • Asumes casi todas las responsabilidades de la familia(limpieza, crianza,cuidados….etc)
  • Quieres hacer la vida más fácil a los que te rodean
  • Quieres hacer feliz a los demás porque dices que hacer feliz te hace feliz. Pero tú no lo eres.
  • Priorizas  las necesidades de tu pareja por encima de las tuyas 
  • Te sientes imprescindible : si no lo hago yo ¿quién?
  • Tu autoestima es baja, te cuesta quererte
  • Buscas agradar a todos, que todo el mundo te acepte y te quiera, que no se molesten o se enfaden
  • Te cuesta decir no
  • Tus relaciones no están basadas en el equilibrio dar- recibir . Tú das ,das y das hasta quedarte vacía
  • Entiendes el amor como sacrificio
  • Sientes la necesidad de cuidar a los necesitados ( personas que están mal , animales abandonados…)
  • Acabas asumiendo el rol de madre con tu pareja ( le aconsejas, escuchas, sermoneas, recoges su ropa la lavas, le preparas el bocata…..)
  • Acaba haciendo tareas o responsabilidades de otras personas ( incluso insiste en hacerlas)
  • Pides perdón por todo lo que no ha hecho y te sientes culpable  muy a menudo

GUÍA DE LA BUENA ESPOSA. EL ORÍGEN DE TU BAJA AUTOESTIMA Y DE ESA NECESIDAD DE SERVIR

No quiero ser esa tal Wendy ¿Qué puedo hacer?

Quiero decirte que a veces es muy complicado tomar consciencia de que tienes este problema ya que forma parte de ti desde hace tanto tiempo que lo tienes normalizado e integrado en tu comportamiento, en tu forma de querer y de relacionarte.

Y que encima es apoyado por la sociedad, por tu entorno y por un porcentaje muy alto de mujeres que conocemos.

Si miras a tu alrededor y apuntas en una libreta fijo que en un día apuntas a más de diez mujeres que sufren el síndrome de Wendy, y lo vemos como algo normal aunque desde luego no lo sea.

Pero ¿sabes qué?  que complicado no es imposible y que sé con seguridad que una mujer como tú que ha logrado superar tanto en la vida, puedes con esto y con todo lo que se proponga.

Tú  puedes.

 

Estoy segura de que no quieres ser una esclava en tu propia vida, por eso tienes que :

  1. Ser consciente y aceptarlo. Aceptar que cuidas y quieres a todos menos a ti, que te preocupa la felicidad de todos y te olvidas de la tuya.
  2.  Emprender un viaje de autoconocimiento para aumentar tu autoestima y potenciar todo tu valor personal
  3.  Darte el espacio y el tiempo que te mereces.
  4. Entender tus emociones y aprender a gestionarlas para eliminar el estrés que tanto te agota
  5. Cuidarte a ti misma para así de verdad poder querer y cuidar a los que te rodean.Pero primero tú.
  6. Aprender a ser asertiva, y a decir que NO sin miedo a que te abandonen o dejen de quererte.

 

Si quieres puedo acompañarte, no solo por mi formación, o porque lleve diez años trabajando con mujeres que han pasado por este mismo proceso, sino porque yo también estuve en tu situación y puedo mostrarte herramientas como son las FLORES DE BACH,  que sé con seguridad que te van a  ayudar a quererte, aceptarte, perder el miedo al abandono y  darte el lugar que te mereces en tu vida.

 

Un abrazo


NOELIA

 

18 comentarios en “¿Cuidas de todos menos de ti? EL SÍNDROME DE WENDY

  1. […] Aguantas demasiado porque crees no merecer más ( parejas tóxicas, familiares abusivos, amigos aprovechados, trabajos insatisfactorios, hijos manipuladores…) […]

  2. […] irresponsable. Tú eres su cuidadora y consejera desde niña,tuviste que crecer muy rápido (aunque lo hayas normalizado no lo […]

  3. […] Una persona servicial sirve de manera natural sin empeñar su dignidad,  lo hace porque le satisface y le hace sentir bien. No se siente obligada ni presionada y mucho menos culpable,  lo hace porque quiere y sale de ella. Sin embargo una persona servil  sirve como una esclava dejando a un lado sus propias necesidades y su dignidad. Cumple  exigencias externas o internas que le  incomodan  y que le causan malestar. Y lo que empezó  con la intención de ser una muestra de amor, para una persona servil  acaba siendo una obligación más.  […]

  4. […] Una persona servicial sirve de manera natural sin empeñar su dignidad,  lo hace porque le satisface y le hace sentir bien. No se siente obligada ni presionada y mucho menos culpable,  lo hace porque quiere y sale de ella. Sin embargo una persona servil  sirve como una esclava dejando a un lado sus propias necesidades y su dignidad. Cumple  exigencias externas o internas que le  incomodan  y que le causan malestar. Y lo que empezó  con la intención de ser una muestra de amor, para una persona servil  acaba siendo una obligación más.  […]

  5. […] por favor,  no te olvides de ti, que tú eres la capitana  de este barco y sin ti el barco se hunde. Por eso quiero recomendarte […]

  6. […] a veces es difícil saber quién es la madre y quién es la hija, porque cree que todo lo hace bien (todo lo hizo bien) y ella no tiene nada que cambiar, el problema […]

  7. […] la necesidad de cuidar para sentirte valiosa y útil. No das importancia a tus […]

  8. […] parte de “algo” o de “alguien”. Lo  que hace que olvidemos  nuestra vida centrándonos en la de los demás, en la búsqueda de la seguridad que nos proporciona el entorno más cercano   y perdiendo a […]

  9. […] ¿Confundimos amor con protección y no con dejar […]

  10. […] si nos aceptamos como compañeros de viaje,dejamos de sentirnos cuidadoras del otro , si entendemos que no tenemos porque controlar la vida de nadie, sino hacernos responsables de la […]

  11. […] mientras tú más quieres “cuidar” a tu pareja, él menos feliz está y más seco parece responder… ¿No entiende que solo lo […]

  12. […] sus problemas, con sus exigencias y obligaciones….te hace crecer  con una sensación de excesiva responsabilidad y un sentimiento de  poco valor, desprotección, soledad que  tienes que empezar a llenar contigo […]

  13. […] Durante muchos años, salía con personas que tenían actitudes, hábitos o comportamientos que a mí no me gustaban, pero siempre me decía: “Con el tiempo cambiará”. Pensando que si alguien me amaba lo suficiente cambiaría todo aquello que no estaba bien. […]

  14. […] Por eso hoy he recopilado todo esto para que entiendas de dónde te viene esa manía de dejarte la última en tu lista de prioridades, o de sentirte culpable y si no dedicas tu vida a hacer más placentera la de los que te rodean. […]

  15. Hola, durante tanto tiempo Me me he sentido tan mal conmigo misma y buscando información ayuda me encontré con “cuidas de todos menos de ti” sintiéndome muy identificada con el síndrome de Wendy, al fin encontré la respuesta de todas mis preguntas sin respuestas y lo mejor que no soy la única y tengo solución. Muchas gracias Noelia

    1. ¡Bienvenida Barbara , aquí tienes tu sitio! te recomiendo sinceramente el Workbook de empoderamiento emocional porque sé que te será de gran ayuda https://objetivoemocion.com/libro-workbook-empoderamiento-emocional y la terapia emocional con flores de Bach https://objetivoemocion.com/flores-bach

      Un abrazo y si tienes cualquier duda, aquí estoy
      Noelia

  16. Hola Estimada Nohelia gracias por tus articulos.
    Me siento identificada con el sindrome de wendy.
    Quiero cambiar para llevar una vidamás saludable

    1. Gracias a tía María,pues estás en el lugar indicado para lograrlo ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre la protección de tus datos :

Objetivo emoción te informa que los datos de carácter personal que me rellenes en este formulario serán tratados por mí Noelia Pascual Pascual  como responsable de esta web con la finalidad de gestionar y moderar comentarios. Por eso necesito tu consentimiento.  Objetivo emoción te informa que los datos de carácter personal que me rellenes en este formulario serán tratados por mí Noelia Pascual como responsable de esta web y que serán alojados en el hosting Factoria digital). En cualquier momento podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión en la dirección info@objetivoemocion.com Puedes consultar la información detallada sobre la Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad

 

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.