Flores de Bach niños

flores de bach niños emociones

Las Flores de Bach son una gran herramienta para ayudar emocionalmente a los niños a enfrentarse a las diferentes etapas de su vida y los estado emocionales de una manera satisfactoria . Y para ayudarte a ti como madre a trabajar tus emociones y aumentar tu tranquilidad interior .Lo que hará que te encuentres mejor  contigo misma y tus reacciones y la manera en la que te relaciones con tus hijos sea desde la calma interior y no desde la ansiedad o el enfado .

Te estarás preguntando ¿Realmente son seguras las flores de Bach para mi peque? Y la respuesta es sí TOTALMENTE SEGURAS.

  • Naturales sin ningún componente químico ni principio activo
  • Sin efectos secundarios, ni contraindicaciones, ni problemas de sobredosis, ni de adicción
  • Es una terapia energética que puede tomarse junto a cualquier otra terapia sin riesgo

 

Puedes usar las flores de Bach no solo cuando ya exista un problema sino de manera preventiva , por ejemplo si sabes que tu hijo o tú sois  muy sensibles a los cambios y  os afectan ( ansiedad, problemas de sueño, tristeza …) no esperes a desarrollar el problema para hacer algo.Puedes tomar flores de Bach ANTES para adaptarse a todas estas situaciones sin sufrir alteraciones emocionales.

1er

Desde el momento que te dicen que vas a ser mamá pasas por diferentes estados emocionales que puedes afectar a tu bebé que ya nota todo lo que a t te pasa.

  • Partos difíciles, separaciones tras el parto, recuperaciones complicadas tras cesárea
  • Adaptarse a estar fuera de la tripa
  • Bebés intranquilos, ansiedad
  • Bebés que no paran de llorar
  • Bebés que demandan una atención excesiva y no quieren separarse de su mamá

 

 

 

 

  • Nervios, ansiedad, dificultad para dormir o relajarse
  • Pesadillas
  • Pataletas,agresividad
  • Deficit de atención e hiperactividad
  • Llamar la atención
  • Cambios bruscos de humor, reacciones agresivas
  • Miedos, pesadillas, desconfianza
  • Adaptación a cualquier etapa nueva (guarde, cole, cambio de casa, divorcio…)
  • Celos ante la llegada de un nuevo hermanito
  • Dependencia emocional hacía los padres
  • Inseguridad y problemas al relacionarse
  • Tristeza, apatía
  • Le cuesta expresar sus sentimientos
  • Bloqueos

La adolescencia es un período de cambio en el que los hijos se separan de sus padres para empezar  andar su propio camino (lo que a  veces no resulta demasiado sencillo para nosotros sus padres). Las flores de Bach les ayudan a experimentar los cambios con naturalidad, enfrentarse a las diferentes situaciones que conlleva esta etapa sin dejar heridas emocionales ancladas que perduren en el tiempo.

  • Rupturas , decepciones, engaños amorosos
  • Elegir camino cuando no saben hacía dónde dirigirse ( qué estudiar por ejemplo)
  • Problemas de ansiedad, rebeldía
  • Bloqueo ante los exámenes, falta de concentración
  • Si se dejan llevar demasiado por sus amigos y se muestran inseguros.
  • Si confían más en las opiniones de terceros que en las suyas propias
  • Si tienen relaciones tóxicas o dependientes
  • En caso de adicciones
  • Si no aprende de sus errores
  • Si se encierra en su mundo
  • Si le cuesta expresar lo que le pasa “todo va bien” perro desarrolla problemas de piel, o de estómago insomnio o dolores de cabeza
  • Baja autoestima y poca autoconfianza
  • Tristeza, bajones, apatía e incluso depresión
  • Sentirse mal consigo misma ( sobrepeso, nariz grande….),Sentirse imperfecta,  trastornos alimenticios
  • Estallidos explosivos de rabia. Frustración, resentimiento.
  • Celos

Tus hijos(como tus animales) no solo absorben tus emociones sino que también las reflejan. Por eso tienes que empezar por ti ¿Cómo estás?¿cómo te sientes?¿Hay algo que te preocupe?

Porque no tiene ningún sentido  darle flores de Bach a tu hijo que es muy nervioso, desobediente y con la mano larga si tú eres una persona con mucha ansiedad que estás agotada, estresada y  que pierdes la paciencia muy rápido con él y le chillas, amenazas,o incluso le pegas).

¿En qué te ayudan las flores de Bach a ti?

Embarcarte en la maternidad (con los desafíos que eso con lleva)estando tú emocionalmente mal y no hacer nada para solucionarlo es condenar a tus hijos a tener la misma suerte

 

  • Aumentar tu AUTOESTIMA  y que te sientas mejor contigo misma, más fuerte.
  • SENTIRTE CAPAZ de solucionar los problemas de tu día a día, hacer frente a las rabietas, los no quiero, los tú no me mandas ….. Y todo desde la tranquilidad( no desde la rabia, la desesperación, la angustia, la ansiedad….)porque tú puedes y en tu vida mandas tú.
  • GESTIÓN de tus emociones como una persona adulta en lugar de entrar en la pataleta de tus hijos y acabar haciendo lo mismo que ellos . Un poder que te hará sentirte muy grande ya que no pasarás del extremo de los gritos al extremo de la culpa. Después de todo ¿Cómo vas a pedirles que no chillen cuando se enfadan si es así como ven que tú lo haces? Tú y su padre  sois su modelo a seguir en la vida y vosotros le estáis enseñando todo lo que sabe.
  • EQUILIBRIO entre los diferentes cuerpos emocional, mental y físico
  • Vive en la TRANQUILIDAD  no vivas tu vida desde el estrés. Tú puedes tener toda la prisa del mundo porque tienes un millón de cosas por hacer, pero tus niños son niños y viven el ahora, respétalos, aprende de ellos.
  • AUMENTAR LA PACIENCIA Algo fundamental para convivir con niños es tener tu deposito interior de paciencia rebosando y conocerte de tal manera que sepas cómo llenarlo cuando sea necesario.

Tienes varias opciones, tú eliges.