Flores de Bach para ti

hai-phung-301424-unsplash-min

Las flores de Bach te ayudan, pero no te voy a engañar, eres tú la que tiene que estar dispuesta hacer el verdadero trabajo 

Las terapia emocional con flores de Bach es algo más que unas simples gotas que equilibran emociones.

No te hablo de una fórmula  milagrosa que resuelve tu vida sin que tú tengas que hacer nada más que tomarlas, porque eso querida mía no existe.

Las flores de Bach  te van a acompañar en  un viaje hacía tu interior, te van a ayudar a soltar nudos emocionales que te oprimen impidiendo vivir tu vida con plenitud como debió ser desde un principio, porque todas cargamos en la mochila pesos que no nos corresponde llevar y que nos impiden disfrutar al máximo de la vida.

La FLORES DE BACH  son un recurso para tu bienestar emocional, que te ayudará a conectar con tus necesidades y sentimientos para cambiar la relación que tienes contigo misma sintiendo tranquilidad interior (equilibrio)

La medicina convencional no suele creer que mente, cuerpo y emociones estén relacionados .Ni que las emociones tengan mucho que ver con la salud.

Pero tú que eres más lista que los ratones de biblioteca y no porque hayas hecho la carrera de medina, sino porque tienes la carrera de la vida y la experiencia. Sabes a ciencia cierta que esto no es así. Que si la medicina piensa así se equivoca.

Porque tú sabes que cuando estás más  nerviosa  por el motivo que sea, a ti  te suele acabar doliendo el estómago, o vomitas, o te estriñes. También sabes  que cuando el estrés te lleva la delantera, tu cabeza está apunto de estallar por los dolores, las molestias de espalda te matan, no descansas  y duermes fatal.

O que cuando te sientes triste , apática o deprimida eres un imán vírico y  te pones mala cada dos por tres.

Lo sabes porque lo notas, y porque  tu cuerpo te lo dice.

Lo sabes porque lo sientes y porque si lo llevases apuntado todo en un cuaderno te sorprenderías  con  las asociaciones que ibas a encontrar y los resultados obtenidos. Lo sabes también porque a todo el mundo le sucede lo mismo .

Y porque cuando la cabeza y el corazón no están bien el cuerpo lo nota.

Y vamos, que  estoy segura de  que tú no has necesitado hacer ninguna investigación científica basada en un 2 /3 de la población mundial. Te basta con ir a comprar el pan a la tienda del barrio o paseando al perro  y escuchar. Hablar con tu familia, amigas, vecinas, ver a tu tía  u  oír comentarios en la puerta de clases de yoga .

Todas sabemos esta verdad universal. Porque para aprender a ESCUCHARTE no hace falta sacar un master ¿o sí?.

Bueno seguramente en los tiempos que corren escucharte sea una de las cosas que más nos cueste coger como un hábito. De hecho yo tarde lo menos 26 años en empezar a hacerlo…. no te digo más.

Espero que ya tengas   claro que  EMOCIÓN- CUERPO Y MENTE  están más juntos que los habitantes de la casa de gran hermano y que tus emociones y tus pensamientos tienen mucho que ver en tu salud ( en general).

Bueno, en la tuya, en la de tus hijos, en la de tus animales, en la de tu pareja, tus padres….. y en general en la de toda la gente que quieres mucho.

Durante generaciones las mujeres hemos sido educadas como personas que viven y se desviven por los demás, por lo que pensar en ti te produce cierta incomodidad incluso sentimientos de culpa.  Lo que hace que no pidas ayuda hasta que te ves tocando fondo.

Has normalizado desde que eres una niña que no debes preocupar a otros con lo que te pasa, que pensar en ti es lo último y que los problemas emocionales sino los hablan desaparecen solos. 

Sin embargo por mucho que hagas, por mucho que logres o por mucho de lo que seas capaz nada es suficiente.  Te infravaloras.

  • Ansiedad, estrés, trastornos de ansiedad, ataques de pánico
  • Carencias afectivas, soledad emocional
  • Apatía, apatía sexual
  • Relaciones tóxicas
  • Sanar heridas del pasado
  • Cualquier situación que desees superar
  • Adaptarte a los cambios
  • Rupturas, divorcios, duelos
  • Embarazo, parto, envejecimiento
  • Miedo, pánico, fobias
  • Agotamiento físico y mental
  • Insomnio
  • Dependencia emocional
  • Inseguridad, baja autoestima, autoexigencia
  • Cambios de humor, baja tolerancia a la frustración, celos, rabia
  • Trastornos alimentarios
  • Tristeza, depresión, desilusión

 

  • Buscas un RECURSO para tu bienestar emocional ( o el de tu familia)
  • Eres consciente de que tienes emociones  y estás dispuesta a trabajar en ellas
  • Te has dado cuenta de que tus emociones estás provocándote problemas de salud
  • Tus niños o animales tienen problemas de comportamiento y sabes el papel principal que tienen las emociones
  • Quieres emprender un viaje interior  y empezar a escucharte
  • Haces frente a los problemas, no miras hacía otro lado
  • Deseas tenergestión emocional
  • Aceptas tú responsabilidad en lugar de echar balones fuera (tu hijo, tu marido, tu padre, tu gato…)
  • Quieres ponerte las cosas un poco más fáciles porque tú lo vales
  • Quieres una ayuda para enfrentar las diferentes etapas que vives.
  • A ti no te gustan los parches pasajeros, quieres buscar la causa y poner soluciones.
  • Ves tus problemas o tu situación de vida como una oportunidad para tu desarrollo personal
  • Tienes paciencia y estás dispuesta hacer algo más por ti que tomarte las gotas
  • Buscas encontrar tu equilibrio interior y tu empoderamiento emocional

JOANA

Llevo unos meses tomando flores de Bach con la prescripción de Noelia y estoy muy contenta. Estamos viviendo una situación difícil en casa, con una enfermedad grave de mi marido, y decidí pedir consejo a Noelia. Quería sentirme fuerte y serena durante todo el proceso para ser una verdadera ayuda para mi marido y realmente lo he conseguido. Las flores de Bach no lo han hecho todo, lógicamente, pero me han ayudado mucho en los momentos de más estrés. Sobre todo al principio, al recibir una noticia que no te esperas… Me han ayudado a gestionar mejor la realidad, sin dramatismos, y con fuerza y optimismo

CRISTINA 

Las flores de Bach siempre me han apaciguado. Me han ayudado a ver la vida con menos caos, con menos miedo, con más luz…..

JENNY 

Noté un cambio en mí, me sentí menos agobiada, menos irritable y porque no decirlo, un poco menos triste.Aunque lo más importante que he aprendido, es que el cambio está en nosotros, que yo puedo con todo lo que venga y que crecer es un viaje y que por el camino se aprende.He tenido la suerte de haber conocido a Noelia, que no solo me ha ayudado con sus palabras y escuchándome, si no enseñándome que las flores de Bach son de gran ayuda.

Tienes varias opciones, tú eliges.

Conocí ya hace unos años a Noe y desde entonces ella y sus maravillosas flores de Bach  forman parte de nuestra vida. Noe está ahí en los momentos buenos y en los no tan buenos ,con sus flores, sus consejos, siempre con resultados excelentes tanto en nosotros como en nuestros perros.

MÓNICA