Publicado el Deja un comentario

No entender a tu perro le causa ansiedad y frustración

Entender a tu perro

Cuanto más paseo por los parques y más perros con sus respectivos humanos conozco, más me doy cuenta de la falta que nos hace a todos un buen cursillo sobre comportamiento canino si queremos tener un compañero perruno.

Sí, y no quiero ofender a nadie pero la realidad es que muchas veces frustramos al perro, reaccionamos mal porque no le entendemos, pensamos que es un santo cuando es agresivo con otros machos
(y esto tiene solución pero con preguntar si es macho ese perro que se acerca y poner cara de circunstancias muchos ya disculpan que mi equilibrado macho se lleve un mordisco sin venir a cuento…), o pensamos que está siendo agresivo cuando sólo está ansioso por acercarse a oler a ese nuevo habitante del barrio…

Vaya que la mayor parte de los conflictos entre perros en los parques de las ciudades son culpa nuestra… sí, de sus humanos.

 

Ayer paseando con Rasta (mi perro) sucedió algo que me dejó triste (a él no, él se quedó tan feliz como siempre) y es que nos encontramos con uno de sus mejores amigos perrunos… es otro macho y desde el día que se conocieron se encantan, son muy colegas y se ponen super contentos al verse.

¿Quieres a tu mascota o dependes de ella?

 

Los dos iban sueltos (porque ya estábamos en las horas permitidas para ello) y se pusieron a jugar. Pues resulta que Rasta, mi querido y adorado Rasta cada día que pasa me enseña algo nuevo sobre él porque aún está adaptándose a su nueva vida y poco a poco coge confianza y se muestra más tal y como es, y lo que me lleva mostrando en las últimas semanas es que cuando juega y se lo está pasando realmente pipa gruñe.

 

Gruñe. Sí. ¿Y qué? Como cualquier perro que quiera incitar a otro al juego, como cualquier perro que responde a las provocaciones de otro y corre, salta, pone posturitas y se deja mordisquear la oreja. Porque está jugando señoras y señores, está jugando y se está divirtiendo.

No digo con esto que el gruñido sea bueno y que no deba preocuparnos nunca, ni muchísimo menos.

Los gruñidos siempre deben ser tenidos en cuenta y tengamos cuidado si no estamos seguros de lo que significan. Pero hay perros que gruñen cuando les rascas el lomo, o la barriga…

¡porque están muy a gustito!

 

Y hay perros que gruñen cuando ven aparecer su pelota favorita y hay muchos, muchos perros que gruñen jugando porque es una forma de comunicar sus intenciones lúdicas.

Es un gruñido diferente al gruñido de agresividad. Ahora puedo decir que muchas de las personas que tienen perros no lo entienden, pero los perros entre ellos sí se entienden.

 

Por eso es que este amiguito de Rasta estaba igual de feliz y emocionado que él con el juego (y también gruñía bajito en momentos puntuales).

 

AKER, ANSIEDAD POR SEPARACIÓN Y FLORES DE BACH

 

Pero su querida compañera humana no estuvo feliz con este juego y regañó a Rasta (¡por jugar!), me preguntó si yo pensaba que aquello era juego (los dos perros en ese momento estaban en postura de incitación al juego y mordiéndose mutuamente el morrito), yo le dije que por supuesto que lo era y que la postura del cuerpo lo dejaba muy claro, cuando Rasta paraba su amiguito lo buscaba de nuevo y si en algún momento la intensidad del juego subía mucho alguno de los dos lo iba a parar con un chillido, una advertencia o alejándose.

Pero parece que no la convencí, me dijo que le parecía que a su perro no le gustaba ese juego y se lo llevó.

Sinceramente, ella conocerá a su perro mejor que yo y eso es obvio pero yo estaba controlando mucho el comportamiento de los dos y su perro en ningún momento pareció agobiado, acosado o asustado… todo lo contrario.

Se lo estaban pasando como cachorros.

Y me da mucha penita:

  • Primero por Rasta que volvió a casa muy feliz después de haber estado jugando con su amiguete pero que probablemente no volverá a jugar mucho con él porque su humana piensa que se lo va a comer con patatas;
  • Segundo por todos los perros incomprendidos del mundo a los que sus dueños no les dejan ni acercarse a otros perros;
  • Y tercero por su amigo que también va a querer jugar con él y no va a entender por qué le cortan su juego si él lo estaba entendiendo todo perfectamente…

 

Vaya, que tenemos que empezar a aceptar que los perros no son humanos, que no son niños. Que son perros. Que necesitan estar con otros perros. Y que deberíamos ser suficientemente responsables como para preocuparnos de entender lo que los perros nos transmiten con su lenguaje corporal, con sus vocalizaciones y con su actitud, porque es la única manera que tienen de comunicarse con nosotros.

 

Ea, que ya me he desahogado… Mi perro gruñe cuando juega, y no está siendo agresivo en ningún momento, es un trozo de pan todos los que conocéis a Rasta de hace mucho más tiempo que yo lo podéis confirmar. Pero es así, gruñe cuando juega ¿y el vuestro? ¿Gruñidos de gustito, de juego, de alegría?

Cada uno es un ser único… no todos van a expresarse igual.

Un abrazo


                                                  

MARÍA 

  • Licenciada en veterinaria.
  • Doctorada en bienestar animal.
  • Máster en etología.
  • Diplomada en terapéutica homeopátca.
  • Postgrado en homeopatía clínica.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre la protección de tus datos :

Objetivo emoción te informa que los datos de carácter personal que me rellenes en este formulario serán tratados por mí Noelia Pascual Pascual  como responsable de esta web con la finalidad de gestionar y moderar comentarios. Por eso necesito tu consentimiento.  Objetivo emoción te informa que los datos de carácter personal que me rellenes en este formulario serán tratados por mí Noelia Pascual como responsable de esta web y que serán alojados en I0nos 1&1 (UE). En cualquier momento podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión en la dirección info@objetivoemocion.com.Puedes consultar la información detallada sobre la Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad

 

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.