Publicado el 3 comentarios

¿POR QUÉ A TU PAREJA LE MOLESTA QUE TE PREOCUPES POR ÉL?

pareja-preocupacion-objetivo-emocion

Permíteme que nos pongamos en situación:

Viernes por la noche, tu pareja se  está preparando para ir a tomar algo con un amigo o con un grupo de amigos. Te la ves venir… beberá, quizás conduzca luego de haber bebido, y tú estarás ahí en casa, con el corazón encogido, hasta que llegue, puede que bastante entrada la madrugada. Cuando se está por despedir, le sueltas el sermón…

Ve con cuidado, no bebas mucho, mira que puede haber controles y si vas a beber y conducir te pueden pillar y poner una multa. Abrígate bien, que con el frío que hace luego te enfermas y ya sabes lo mal que lo pasas cuando te resfrías….

 

Y mientras tú más quieres “cuidar” a tu pareja, él menos feliz está y más seco parece responder… ¿No entiende que solo lo quieres cuidar, proteger, evitarle un mal rato?

No, a decir verdad, lo que tú le dices, él no lo traduce como: Mira que mujercita tan buena tengo, que me ama tanto que se preocupa por mí!!

Otra situación… tu pareja llega del trabajo, con cara de “ya no soporto más esta injusticia”. Y dado que no ha podido evitar que te des cuenta que está mal, ha tenido que explicarte por qué. Resulta que él es quien se queda siempre más tarde que los demás, o a quien le dan para resolver las tareas más complicadas y siente que a los demás les exigen menos que a él. Entonces, para ayudarle, tú le dices lo que debería hacer.

Tú no puedes dejar que esto siga así, deberías ir a hablar con tu jefe y decirle que reparta las tareas de forma justa. Deberías decirle, la próxima vez, NO, yo no lo hago, esta vez le toca a tal. Porque es injusto que tú cargues con todo y que encima no te lo reconozcan.

Pero tu pareja, en lugar de decirte, Gracias, me ha ayudado decirme lo que debería hacer, se ha ido poniendo incluso más tenso que cuando llegó y al final ha acabado de mal humor contigo, que no tenías nada que ver. ¿Acaso no se da cuenta que solo querías ayudarle?

 

Ayuda no pedida es ayuda rechazada.

En ese momento, en el que emocionalmente no se sentía bien, decirle lo que debería hacer, como si no lo supiera, no ha sido la mejor idea y no se ha podido sentir comprendido, sino juzgado. Ya le pesa a él mismo no poder decir lo que siente que es injusto, y ahora, le pesa saber que tú lo juzgas y no lo comprendes. Ahora tiene dos problemas. Y pocas ganas de agradecerte tu ayuda.

A menudo podemos pensar que nuestra pareja es una persona desagradecida. Encima que me preocupo por él, me pone mala cara… ¡Encima que le ayudo, termina peleándome a mí!

Cuando hacemos algo por alguien y no lo agradece, es necesario pararnos a reflexionar. ¿Estoy haciendo algo que ayuda, que el otro percibe  como bueno o todo lo contrario?

 

A veces, con buenas intenciones, conseguimos pésimos resultados.

 

  • Darle un consejo no solicitado, con la intención de ayudar a tu pareja, puedes conseguir un pésimo resultado. Puede sentir que no le comprendes, que le juzgas, puede sentirse más frustrado, porque se siente incapaz de dar esos pasos que tú le dices que “debería dar”.

Ponerle cara larga cuando va  a salir a hacer algo, en lugar de hacer que vuelva antes y deseando verte, puede conseguir que se vaya de mal humor, con rabia, porque siente que a ti te molesta que se divierta sin ti, puede verte como egoísta, como alguien que lo quiere acaparar, o que no respeta que le apetezca hacer deporte un domingo por la mañana que es su único día libre.

Recibirlo enfadada o seria, para que te abrace y te de su amor, en lugar de recibirle con una sonrisa y un abrazo, puede hacerle pensar que desapruebas que él sea feliz, que no tiene tu aprobación para hacer lo que le apetece hacer, y con el tiempo, para evitarse el dolor de verte seria, si autocensura hacer lo que le gusta, irá sumando infelicidad… gota a gota.

Diciéndole, Yo lo sabía, cuando ha sucedido algo que tú sabías que podía suceder, no ayuda, no resuelve nada. Al contrario, en lugar de asumir su responsabilidad, tu esposo gastará sus energías en defenderse de “lo que tú ya sabías” y eso los distanciará más.

 

 

Cuando antes de salir le das mil recomendaciones o le pones cara larga, recordando que nunca avisa a qué hora llegará…. Te aseguro que tu esposo NO sabe que a ti no te molesta que salga con sus amigos. Cada recomendación que le haces, o tu forma de recibirlo o saludarlo cuando regresa (enfadada, porque llegó tarde, o cansada, porque sigue con un problema para el que tú ya le has dado solución y no hace nada).. tu actitud,  puede estar transmitiéndole otro mensaje diferente.

Se puede sentir controlado, juzgado por no hacer las cosas bien, puede sentir que lo vigilas, que no puede dar un paso sin que tú estés encima suyo. Puede pensar que eras una pesada, que le agobias con tanto consejo, que no lo respetas o que no lo tratas como un adulto. Puede sentir miedo a ese conflicto, a esa situación en la que conversar se convierte en algo desagradable y comienza a autocensurarse, a no contarte lo que piensa, siente o querría hacer.

 

No somos su madre.

Nuestro esposo sabe que si sale con la bicicleta y llueve se puede enfermar. Sabe que puede enviar un mensaje para avisar que se retrasará. No necesita que le digamos lo que podría llegarle a pasar.  No necesita una madre, sino alguien con quien reírse y divertirse. No busca en ti a una madre que esté encima suyo cuidándolo, sobreprotegiéndolo y menos aun logrando que se sienta controlado.

Si hasta ahora has actuado así, sería bueno que pudieras cambiar tu actitud sobre este tema. Evitando darle consejos si no los ha pedido. Evitando recibirlo o despedirlo de mala gana cuando está haciendo algo que quiere hacer.  (A ti te gustaría que te recibiera con una sonrisa y un lindo abrazo cuando vuelves de hacer algo que querías hacer y dónde te lo has pasado bien, ¿verdad?)

 

Cuando tú cambias, todo cambia

Quizás pienses que si le das más libertad, no le verás un pelo, que si no le pones mala cara cuando sale, llegará incluso más tarde, que si no le dices que no beba tanto, beberá incluso más. Seguramente puede que pienses que si no lo recibes con cara larga,  no se dará cuenta que quieres que no salga en bicicleta los domingos.¿Te ha funcionado algo de esto hasta ahora? ¿Ha mejorado tu pareja en algo tener esta actitud, esta forma de enfocar estas situaciones?

 

Cuando nosotras cambiamos, la actitud de nuestra pareja también cambia, adaptándose a nuestra nueva forma de actuar. Si deja de sentirse amenazado, también deja de tener que defenderse.

 

Si, sé que tienes miedos y dudas, pero si haciéndolo como hasta ahora no has conseguido más que discusiones y malos ratos, ¿no vale la pena probar una actitud nueva? Te aseguro que en pocas semanas podrás ver resultados y te sorprenderás de lo sencillo que ha sido. En mi libro “El arte de No amargarse el matrimonio” (Editorial Círculo Rojo) puedes encontrar muchas más situaciones cotidianas que podrías enfocar mejor para mejorar así tu relación de pareja y tu propia felicidad.

 

Conductas a Recordar.

  • No decir Ya lo sabía. ¿Has visto? Yo te lo dije.
  • No dar consejos ni decirle lo que debería hacer.
  • Tratarle como te gustaría ser tratada.
  • No sobreprotegerle
  • Confiar en él, es adulto, sabe hacerlo y si se equivoca tampoco es tan terrible.

Entender que por hacer algo que le gusta hacer no te quiere menos, pero si durante años siente censurado aquello que le apetece hacer, eso si hará que su infelicidad haga que disminuya su amor.

Esta situación puede darse también al contrario. Podemos tener un esposo sobreprotector, que siempre nos esté diciendo lo que deberíamos hacer, o que pareciera que no confía en que seamos capaces de resolver las cosas por nosotras mismas. Ten paciencia y poco a poco, agradece su ayuda, su consejo, y ve diciéndole que si le hablas no es para que te solucione la vida, sino para compartir con él cómo te sientes. Tómatelo con humor, verás cómo es capaz de aprender a no dar consejos o a no criticar cómo haces las cosas. Recuerda, cuando yo cambio, todo cambia.

En una relación de pareja, cuanto más libertad nos damos, cuanta más confianza demostramos tenernos, con actos y con palabras, mas demostramos nuestro amor y mejor nos sentiremos ambos.

 

¿Quieres comprar el libro?

“El arte de No amargarse el matrimonio”

 


Viki Morandeira

Coach Ontológico, especialista en crisis de pareja, crisis de

los 40 y en mejorar relaciones de larga duración para darle una nueva vida, evitando el divorcio y la ruptura de la familia.

www.vikimorandeira.com

contacto@vikimorandeira.com

 

3 comentarios en “¿POR QUÉ A TU PAREJA LE MOLESTA QUE TE PREOCUPES POR ÉL?

  1. Hola! Me ha gustado mucho tu artículo ya que soy una de esas mujeres sobreprotectoras que espera un mensaje cada que mi esposo llega al trabajo ñara saber si llegó con bien y al no recibirlo le hago ver q me dan ataques de ansiedad pensando lo peor, pero èl me dice que se le olvidó, que llegó muy tarde etc. Al final discutimos por algo tan insignificante y me dice q el esta trabajando duro para darme lo que necesito y yo en lugar de animarlo le reclamo por q no me envio un mensaje. Me hace sentir una mala esposa y yo pienso que el no comprende que me preocupo si llego con bien, aclaro que fui diagnosticada con depresion y ansiedad y creo que la de el error soy yo puesto que me preocupo demasiado y seguramente el siente que lo estoy controlando. Espero puedan alguien aconsejarme ya q no tengo amigos y nunca fui ceracana a mi familia como para hablar de temas tan intimos, pero si espero ayuda de extraños que ironia.

    1. Yo pienso que si fuera al revés y una no respondiera el mensaje, o una fuera la que saliera o no avisara porque se nos olvidó, otra sería la historia… te lo doy por asegurado porque yo ya lo he probado.

  2. Hola también paso por lo mismo sabes tendemos a sobreprotegerlos cuando amamos y no queremos que nada les pase antes peleaba por eso que ironía ahora solo me quedo tranquila y espero que llegue el mensaje sino llega solo le deseo lindo día y le digo que espero y haya llegado bien y así me ahorro de reclamos y peleas por el aviso. Es difícil pero he dejado de sobreprotegerlo porque eso trae muchos problemas en la relación ellos no lo ven como ayuda sino como sofoco Dios te bendiga. Si deseas puedes leer el libro 10 mandamientos del matrimonio ayuda mucho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre la protección de tus datos :

Objetivo emoción te informa que los datos de carácter personal que me rellenes en este formulario serán tratados por mí Noelia Pascual Pascual  como responsable de esta web con la finalidad de gestionar y moderar comentarios. Por eso necesito tu consentimiento.  Objetivo emoción te informa que los datos de carácter personal que me rellenes en este formulario serán tratados por mí Noelia Pascual como responsable de esta web y que serán alojados en I0nos 1&1 (UE). En cualquier momento podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión en la dirección info@objetivoemocion.com.Puedes consultar la información detallada sobre la Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad

 

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.