Publicado el Deja un comentario

PROBLEMAS DE SOPREPESO EN GATOS

gato sobrepeso- objetivo emoción

El número de gatos que conviven con nosotros en casa va creciendo poco a poco y, con ello, también los problemas de sobrepeso. Un gato regordete como Garfield puede parecernos muy gracioso, pero esos kilitos de más pueden traer consigo consecuencias negativas para nuestro pequeño felino.

 

¿Cómo puede afectar el sobrepeso a mi gato?

El sobrepeso afecta a nuestros gatos de forma negativa aumentado la probabilidad de que sufra ciertas enfermedades que pueden reducir su calidad e incluso su esperanza de vida.

Si nuestro gato soporta de forma continua un peso superior al habitual, esto puede afectar a sus articulaciones desgastándose más de la cuenta y provocando artritis o empeorándola.

Además, diversos estudios relacionan la obesidad con diferentes enfermedades como diabetes, problemas cardíacos, problemas del tracto urinario, hígado graso o insuficiencia respiratoria.

 

¿Cómo saber si nuestro gato tiene sobrepeso?

El peso ideal de cada gato dependerá mucho de su tamaño. No puede pesar lo mismo una gatita pequeña como  que un gatazo con tamaño de pantera. Si tenemos dudas, podemos acudir a nuestro veterinario de confianza para que nos oriente sobre el peso aproximado que debe tener nuestro gato y, de esa forma, podremos controlarlo en casa.

Si queremos pesar a nuestro gato en casa de forma aproximada, solo debemos pesarnos nosotros primero y después hacerlo con él en brazos para calcularlo. Además, existen ciertos indicativos que nos pueden avisar de que nuestro gato necesita ponerse a dieta:

 

  • Nivel 1 de Sobrepeso: Barriga: El primer indicativo de que nuestro gato está acumulando grasa es la barriguita. Si notamos una bolsita de grasa que cuelga en la zona del abdomen es que nuestro gato empieza a engordar. Es normal que los gatos caseros cuenten con esta barriguita, pero no debemos dejar que esto pase de aquí.
  • Nivel 2 de sobrepeso: Cintura: El gato observado desde arriba debería tener una pequeña curva hacia adentro en la zona de la cintura, donde acaban las costillas. Si esta curva es inexistente o es hacia afuera, toca empezar la dieta.
  • Nivel 3 de sobrepeso: Costillas: Si palpamos la zona de las costillas de nuestro gato debemos ser capaces de localizarlas y contarlas (sin que se marquen de forma excesiva). Si no podemos diferenciarlas… nuestro gato sufre sobrepeso.

 

¿Cómo evitar o eliminar el sobrepeso?

El peso de nuestro gato dependerá principalmente de dos factores, alimentación y ejercicio, por lo que debemos trabajar sobre ambos para conseguir que nuestro gato se mantenga en su peso.

 

  • Alimentación de calidad

Optar por una alimentación de calidad y con un nivel de grasa que no sea muy elevado permitirá a nuestro gato mantenerse en su peso. El gato es carnívoro estricto, por lo que ideal es optar por un pienso con un alto contenido en carne (evitando subproductos) y evitando cereales. Además, debemos comprobar que el porcentaje de grasa no sea muy elevado y que contenga la fibra necesaria.

Nuestros gatos están acostumbrados a contar con comida a su disposición durante todo el día y, si no hay un problema detrás, ellos se regulan comiendo únicamente lo que necesitan. Si nuestro gato sufre ansiedad por la comida, debemos preguntarnos que lo está causando y ponerle remedio.

Está muy extendida la creencia de que la comida húmeda engorda, pero esto no es así. Si buscamos un alimento húmedo de calidad con alto contenido en carne o pescado estaremos ayudando a nuestro gato a mantenerse bien hidratado y el porcentaje de materia grasa que contiene es muy bajo.

 

  • Ejercicio

Los gatos que viven en el exterior o que tienen acceso a la calle reciben una estimulación constante que les hace moverse y ejercitarse: necesitan cazar para comer, huyen de peligros, persiguen a otros gatos, etc.

Los gatos caseros no tienen esas necesidades ya que encuentran su comida y agua disponible en todo momento y no ven peligrar su territorio por lo que pueden acomodarse. Por ello, debemos estimularles en casa para se ejerciten y así conseguir que se mantengan en forma y no tengan sobrepeso.

Debemos descubrir lo que le gusta a nuestro gato (ratones, cañas, etc) y dedicar un ratito cada día a jugar con él. Además, si colocamos árboles rascadores o estanterías por las que puedan subir, estas pueden funcionar como un gimnasio para ellos. Si queremos incentivarles para que las usen, podemos colocar en las alturas comida o juguetes.

 

  • Comederos interactivos

Los comederos interactivos pueden ser unos grandes aliados contra el sobrepeso. Para conseguir el pienso, tu gato deberá ingeniárselas para sacarlo del comedero lo que hará que coma más despacio y racione mejor la comida.

 


CELIA