Publicado el 12 comentarios

Escritura emocional. Una terapia buena, bonita y barata

escritura emocional

La escritura emocional es una herramienta sencilla, barata y al alcance de todo los bolsillos para desahogarse, ordenar las ideas, pensar con claridad o  hacer frente a momentos difíciles. Porque hay veces que aunque quieras o lo necesites no puedes pagar una terapia semanal o hacer un proceso de coaching  y tampoco puedes quedarte quieta sin hacer nada o machacar  los oídos de la gente que te quiere una y otra vez contándoles  los mismos problemas.

Para esto no hay excusa que valga  ¿Quién no tiene un cuaderno y un boli por casa?

 

Escritura emocional

Desde que era niña me ha encantado escribir, contar mis aventuras y desventuras en diarios que me servían de desahogo emocional y que hasta hace bien poco guardaba apilados en cajas en el trastero.

La escritura me ha acompañado en los peores momentos de mi vida como un salvavidas que me mantenía a flote mientras yo me ahogaba. Durante dos largos años estuve inmersa en una relación muy tóxica lo que me llevó a caer en una profunda depresión.

El escribir cada día  en mi diario emocional, no solo me ayudaba a sacar mis emociones a modo de desahogo sino que me ayudaba  a no perder la perspectiva de la realidad que vivía y  junto con las flores de Bach coger fuerzas para romper la relación venciendo la dependencia emocional y el miedo a la soledad.

 

Lo que me ha llevado años después a escribir el WORKBOOK DE EMPODERAMIENTO EMOCIONAL porque sé que si a mi que  era una completa analfabeta emocional  algo tan sencillo como la escritura emocional me ayudó tantísimo,  a ti, sé que  también puede ayudarte.

 

 

 

¿Por qué escribir en lugar de mirar el móvil o ver la tele ?

Sé que cuando tienes un mal día, las cosas van fatal con tu marido, el trabajo no te gusta, o te acaban de dejar, lo que te apetece es estar en el sofá sin hacer nada mirando en instagram las maravillosas vidas de los demás o encender la tele y ponerte en piloto automático.
Lo sé, pero esto no te beneficia querida mía, nada de nada, porque la mayoría de las veces te sentirás peor, y tu desgana vital irá en aumento.

 

“Dentro de ti hay un cúmulo de emociones reprimidas que necesitan salir  y

que están más prietas que las colas de  Primark el primer día de rebajas .

 

Por eso aunque  te cueste, te de pereza, o te resulte incómodo  coger el boli.

Busca un lugar tranquilo, desconecta de todo lo de fuera ( móvil, hijos, pareja, tele…..) y conecta con lo que piensas, sientes, te ha pasado,te preocupa..No te preocupes si escribes mal o bien, si queda bonito o no, simplemente coge el boli y escribe. Y aunque pases diez minutos escribiendo sobre lo mal que te va todo acaba siempre tu día con algo positivo, ( estoy orgullosa de…., doy gracias por…..tengo la suerte de …..)

Es necesario que seas constante.

 

escritura-emocional-objetivo-emocion

 

Lo que te aporta la escritura emocional 

¡Hazlo! porque escribir tiene muchísimos beneficios y lo mejor de todo es que después de hacerlo siempre te encuentras mejor.

  • Reducir el estrés mental, te ayuda a parar y poner orden a tus pensamientos
  • Aumentar el autoconocimiento algo muy importante para saber ayudarte
  • Aumentar la comprensión y cuidados hacia ti
  • Vivir el aquí y el ahora. Algo importante ya que pasamos la mayor parte del tiempo en el pasado o en el futuro
  • Tener una rutina sana y un tiempo dedicado por y para ti
  • Desahogo emocional, sacar emociones de dentro de ti que te ahogan hasta explotar sin control
  • Desnudarte emocionalmente sin miedo a ser juzgada
  • Compromiso y responsabilidad de lo que está pasando en tu vida
  • Encontrar posibles soluciones ante los problemas cotidianos
  • Cambiar la perpectiva y ver todo desde un angulo menos catastrofista
  • Aumenta la motivación, y la autoestima

 

¿Te encuentras mal?¿Un mal día?¿Una mala racha?  Escribe, desahógate en un papel, y saca todo lo que llevas dentro sin juzgarte, sin buscar la perfección, escribe lo que te salga aunque no tenga en apariencia ningún sentido.

En el WORKBOOK EMPODERAMIENTO EMOCIONAL tienes un diario emocional para tres meses y más de 86 ejercicios emocionales guiados basados en mi propia experiencia ( y mis más de diez años trabajando con mujeres) para conectar con tu interior y realizar un trabajo emocional que te lleve a tu empoderamiento, es ideal para regalar a personas que quieran ampliar su autoconocimento emocional 

 

Cuéntame ¿Te gusta escribir?¿Tienes un diario emocional?

 

 Noelia

Publicado el 3 comentarios

ELLA : HISTORIA DE UN AMOR TÓXICO

amor toxico empoderamiento emocional

Nos preocupa que los adolescentes estudien, sean responsables, no se droguen, no tengas embarazos no deseados…Pero somos incapaces de enseñarles que valen, que valen mucho, que son únicas y que tienen que estar con alguien que les haga felices que les valoré, darles confianza para que nos cuenten lo que está pasando 

Amor toxico

Quiero que leas esta historia:

Ella tenía 15 años, no era guapa, ni fea pero cuando ella sonreía iluminaba el lugar en el que se encontrase, era algo torpe e insegura, su autoestima no estaba alta porque veía más sus fallos que sus virtudes y de repente llegó él… Un chico mayor, moreno y atractivo que la hacía sentir guapa. Ella no había estado nunca con ningún chico, nadie le había explicado como le tenía que tratar un chico, nadie le había dicho que a su lado necesitaba a alguien que sumase no que restase

Sólo le habían hablado de las relaciones sexuales y que tenía que protegerse pero nadie le habló de protegerse a nivel emocional.

Así que empezó con ese chico sin saber que esperar con una gran incertidumbre pero con la alegría del primer amor. Lo daba todo por él se entregaba al máximo y el primer año fue maravilloso. Poco a poco él empezó a hacerle ver sus fallos, en ocasiones los exageraba sobre todo delante de los demás. Ella iba perdiendo confianza en sí misma y aunque todavía su sonrisa todavía era sincera ya no sonreía como antes. Los fueron creciendo y madurando pero su relación no creció con ellos.

Él hacía lo que quería, estaba con otras chicas, la engañaba, la mentía. A ella se le comían los celos aunque no quería ver la realidad, se culpaba de que su relación no fuese bien.

 

¿Harta de enamorarte de príncipes azules que con el tiempo destiñen?¿De coleccionar sapos egoístas que van a su rollo? ¡Pues mira este curso que ya vale de pasarlo mal!

 

Tras 4 años de relación, la pareja discutía día sí y día no, se hacían daño el uno al otro, se espiaban en las redes sociales, sus móviles…. Ella se sentía tan mal que en alguna ocasión llegó hasta autolesionarse pero ella no hablaba con nadie, no tenía confianza en nadie para contarle lo que estaba pasando, tampoco sabía hasta que punto era normal o no ese tipo de relación, porque nadie le había explicado.

El último año de unión fue un infierno para ambos, pero ninguno rompía la relación, bien por costumbre, por rutina… se querían pero no era un amor sano, no sabían lo que implicaba una relación, ni como les tenía que hacer sentir.

Un buen día, ella conoció a otra persona, un chico que le hacía sentirse bien, la valoraba, resaltaba sus virtudes y se divertían. Ella fue descubriendo que lo que hasta ese momento había pensado era una relación de pareja normal no lo era, que ambos se estaban haciendo daño y que no era bueno para ninguno de los dos bueno.

Tras más de 6 años de relación, rompió con su primer amor, su sonrisa ya casi no brillaba, no se sentía segura de nada de lo que a continuación  pasaría. Había conocido a ese chico pero no quería que volviesen a hacerle daño, tenía miedo, no creía que nadie la fuese a querer de verdad….

Poco a poco ese chico se fue ganando su corazón, fue demostrándole que le gustaba por como ella era, porque era una chica que merecía la pena que valía la pena conocer y querer y poco a poco su sonrisa volvió, empezó a sonreír de nuevo de verdad, era feliz. Y un día un buen amigo le dijo: “Hacía 6 años que no te veía sonreír de verdad” y ella fue aún más feliz porque sabía que pasase lo que pasase con esa relación, durase o no había descubierto como era una relación sana y cómo era estar con alguien que sumase y no restarse.

 

El libro de ejercicios emocionales que necesitas para empezar a quererte PINCHA AQUÍ  (formato digital o en papel) 

 

En la historia hay un final feliz, pero no siempre es así, las relaciones de pareja tóxicas son más habituales de lo que pensamos y hay chicas o mujeres, heridas en su interior  que repiten una y otra vez los mismos patrones.O incluso se producen relaciones de violencia de género, no estás sola, busca ayuda.

¿Has vivido en una relación de pareja así? ¿Cómo lograste salir?

 


ROSANA . Trabajadora social y experta en empoderamiento