¿Cuidas de todos menos de ti? El síndrome de Wendy

Cuántas veces al cabo del día  acabas explotando y dices (y te dices) !Hasta aquí hemos llegado¡, a partir de ahora voy a dejar de ser la tonta que está para todo y para todos y me voy a encargar de mi misma. Pero pasado el enfado, la tristeza, la decepción o el agotamiento vuelves … Sigue leyendo ¿Cuidas de todos menos de ti? El síndrome de Wendy