Diferencias entre una madre tóxica y una madre real (que no perfecta)

MADRE TOXICA- MADRE REAL- OBJETIVO EMOCION

Tras la publicación del artículo de cómo es una madre tóxica, me he dado cuenta que hay mucha confusión entre lo que es una madre tóxica, que crea un vínculo- relación tóxica con sus hijos y una madre real( que no perfecta) una madre normal y corriente.

Y quiero desarrollar bien el tema para que entiendas claro como el agua la diferencia y no te confundas

(Puedes leer el artículo o ? escucharlo tranquilamente pinchando aquí abajo⬇️ mientras conduces, paseas o planchas la odiosa montaña de ropa)

 

Idealización maternal. ¿Por qué nos exigimos tanto? 

Como ya te he comentado en otra ocasiones el papel de la madre esta idealizado en esta sociedad, y está tan alto tan alto, que para lo bueno o lo malo es la madre la que se lleva todos los méritos, que el niño no come, la madre que le consiente, que va mal vestido «mira como lo lleva como si fuese un gitano», que monta una pataleta  «claro como ella no trabaja lo consiente, mano dura y guardería es lo que necesita ese malcriado», que el niño se olvida de hacer los deberes «la madre que está más fuera de casa que dentro».

Casi todo en la crianza es aún responsabilidad de la madre, muy injusto.

 

Se exige a la mujer que es madre que cumpla un papel de  super madre todopoderosa omnipotente y omnipresente en un trabajo  a tiempo completo, 7 días  a la semana, 365 días al año para ser»una buena madre». Un trabajo, no remunerado, poco o nada valorado y que te lleva al borde del agotamiento físico, mental y emocional intentando ser mujeres perfectas (y sin pedir ayuda) .

 

Un trabajo tan encasillado a lo largo de los años como «algo sencillo» ( menospreciado por los hombres que eran los que mandaban ) que nos hemos creído que ser madre, trabajar, llevar la casa  nosotras solas debe ser algo fácil y sin complicaciones.

Y después de todo esto que tienes cargado a las espaldas, encima ponte guapa, estate delgada, ten la casa limpia, cumple con el trabajo, prepara eventos familiares  y sonríe que sino te dirán que vas de  víctima, que te quejas de vicio, por algo que han pasado todas las mujeres de tu árbol genealógico.

 

problemas con tu familia

Ser una madre perfecta (en apariencia)

Déjame que te cuente un secreto a voces que he descubierto siendo madre: «Las madres perfectas no existen, solo fingen serlo» 

Yo de verdad te digo que antes de ser madre (y al inicio de serlo) vivía muy engañada envidiando a la Rosita de turno porque a mí parecer era una madre perfecta, con tiempo para llegar a todo y tener una vida que parecía recién salida de la revista Pronto.

Hasta que me dí cuenta que todo era pura fachada…..y  que si indagas un poco en la vida de cualquiera todos tenemos agujeros negros (en todas las casas se cuecen habas y en la mía a calderadas) , y  resulta que descubres que la tal Rosita que va tan mona,  sus hijos tan repolludos y su casa tan perfecta, lleva años medicándose porque sufre una depresión de la que no es capaz de salir. 

¡Y tú intentando ser como ella despreciándote a ti misma! ¡No te dejes engañar! ¡Las madres perfectas no existen!

 

MADRE PERFECTA- MADRE TOXICA

¿Cómo sé si estoy siendo una madre tóxica o una madre normal?

No te voy hablar de las características que definen a  una madre tóxica porque eso ya lo hice en el post de «cómo es una madre tóxica» te invito a que lo leas.

Sin darnos cuenta seguimos reforzando una situación desigual para la mujer y para las madres en las que se espera que seamos perfectamente perfectas, algo imposible y agotador.

¿ Y qué pasa si tú eres una madre que hace cosas mal, que se equivoca, quiere decir eso que eres una madre tóxica?

Claro que no.

  • No eres una madre tóxica si riñes o castigas, ni si quiera si alguna vez has amenazado a tus hijos cargada con la zapatilla en la mano ( **Nota: Soy defensora total de la paz, el diálogo y cero violencia con los niños**)
  • No eres una madre tóxica porque llames trece veces a tu hija por teléfono para recordarle que la semana que viene tienes cita en el médico o que cómo se cambiaba de canal en la tele nueva. Tan solo eres un poco cansa
  • No eres una madre tóxica si lloras porque no puedes más 
  • No eres una madre tóxica por dar tu opinión a tu hijo sobre qué carrera estudiar o sobre que maquinilla de afeitar crees que puede salirle mejor calidad-precio
  • No eres tóxica porque les pongas a tus hijos los dibujos de vez en cuando para que se callen y tener un rato de silencio en el ambiente. Eso es buscar el bienestar personal
  • No eres una madre tóxica por debordarte y estallar como una olla a presión al ver que no llegas a todo.Porque es normal sentirse mal por no llegar a todo lo que nos montamos en la cabeza, o incluso no llegar a nada
  • No eres una madre tóxica por esconder todos los juguetes  a presión en un armario ante la inminente llegada de la criticona de tu suegra. Es pura supervivencia familiar

 

Tan solo eres una madre real, no perfecta, una mujer con sus días buenos y los malos, que hace cosas bien y cosas rematadamente mal, que se cae se levanta, se equivoca y (a veces) aprende de los errores o por lo menos lo intenta, que no es poco.

 

madre toxica-madre perfecta - objetivo emocion

 

Descubre la gran diferencia: Madre tóxica- madre real

Una madre real hay días que se siente la peor madre del mundo y creo que eso va implícito con el carnet de madre. La gran diferencia  entre una madre tóxica y una real es que con la madre tóxica te sientes mal la mayor parte del tiempo que  estás con ella , te crea ansiedad, tristeza, te sientes agobiada, examinada, rechazada, manipulada, utilizada, sola  y estás deseando irte pero por algún motivo desconocido te sientes atada a ella.

 

«Una madre real sabe que no es perfecta (aceptación), y sabe que no sabe, y sabe que la caga muchas veces, pero está dispuesta hacer lo que sea, a invertir el tiempo, la energía o los recursos que sean necesarios para que la relación con sus hijos o con ella misma cambie si es necesario. La relación con sus hijos está basada en un amor mutuo,en equilibrio, que va y vuelve, que aunque haya desencuentros problemas o distanciamientos, crece, evoluciona y  no está basada en el egoísmo, el chantaje, la culpa, o en la dependencia» 

 

Una madre real puede tener problemas en cualquiera de las áreas de su vida ( pareja, trabajo, hijos, salud…etc) y no por ello es tóxica, no equivoques los términos.

Una madre real da amor sin chantajes, pone límites sin imponer una dictadura, está ahí acompañando a sus hijos por si la necesitan, pero deja que vivan su vida como quieran, hace cosas bien y mal , pero es capaz de reconocer sus errores disculpándose si es necesario sin escudarse en su papel de madre (como si ser madre te diese el derecho a ser dueña de los hijos)

Una madre real, no se queda de por vida anclada en :

  • Ser una niña que espera que sus hijos le den lo que ella misma no es capaz de darse
  • Responsabilizar a sus hijos de lo que le falta en la vida
  • El resentimiento de una vida infeliz e intenta que sus hijos tampoco lo sean
  • Yo soy así, y no voy a cambiar
  • Me debes la vida y tendrás que pagarme unas cuotas emocionales mientras viva porque es tu obligación como hija mía haga yo lo que haga. Tu obligación es escucharme, atenderme y estar para mí aunque eso signifique no vivir tu vida
  • Lo di todo por ti, y tu tienes que cubrir mis carencias emocionales ….no puedes abandonarme nunca
  • Tienes que ser como yo espero que seas.
  • Pretender justificar cualquier actuación en nombre del amor , porque si duele no es amor.
  • No basa su comunicación  en el chantaje en lugar de en la empatía o la asertividad

Un caso real de una madre real, no perfecta, ni tóxica  

En el artículo de ¿cómo es una madre tóxica? Virginia preocupada me escribió

✍️Soy madre…..y en muchas cosas me he identificado como madre toxica.
Y sabes, duele, duele en el alma no haber sabido ser una buena madre. Duele el decirte a ti misma: ERES UNA MADRE TOXICA. Soy del grupo, sobreprotector, controlador y creo q manipulador. Todo ello por mi inseguridad y mis miedos. Soy muy posesiva, aunque con los años he tenido q aprender a soltar la cuerda, muy a mi pesar. ¿Pero decirme, como se apre

nde a ser una buena madre? Yo tuve a mi primera hija con 25 años y desde el primer momento descubrí que en el colegio se habían olvidado de dar la asignatura más importante, como cuidar y ser responsable de un ser humano.

Muchas noches al irme a dormir, fantaseo con la idea de retroceder en el tiempo y volver a empezar, para esta vez, con la experiencia y la madurez, poder ser una madre minimamente buena. Pero también te digo, que en esas descripciones estan todas las madres del mundo, unas mas que otras, unas en mayor o menor medida estan identificadas aqui. Las madres no somos perfectas……..y nuestros hijos tampoco, aunque para nosotras, para esas catalogadas sobreprotectoras, sean toda tu vida. Y pq digo todo esto, pq las madres hacemos daño, sin querer, pero lo hacemos, la mayor parte de las veces por no saber gestionar las situaciones y por sentirnos impotentes y desbordadas, pero esto no es motivo para aconsejar tomar distancia. Yo me moriria literalmente de dolor. Y dime inmadura y dime infantil, dime lo que tu quieras, pero yo no sabria vivir sin ellas, ni quiero. Ojalá hubiera una carrera de MADRE, así la sociedad sabría si es apta o no para serlo .

 

 

Y quiero compartir aquí mi contestación: 

✍️Hola Virginia, quiero empezar dándote las gracias por mostrarnos esta parte tan vulnerable de ti misma, por exponerte a corazón abierto para que otras podamos aprender de tu experiencia Felicidades por tu valentía.

Si hay algo que veo claro en tu relato es que tú no eres una madre tóxica, eres una madre con emociones, sentimientos, que has cometido equivocaciones (como cometemos todas las madres), que eres consciente de ellas y que incluso intentas cambiarlas.

Siento tu dolor respecto a una situación con tus hijas en las que quieres hacerlo bien, pero no sabes cómo. Créeme esto no es ser una madre tóxica, es ser una madre que quiere ser la mejor madre para sus hijas, que se pone un listón altísimo intentando ser su mejor versión pero que como es normal a veces no salen las cosas como una quiere, porque te sientes sola, desbordada, impotente, bloqueada o simplemente no tienes ni idea de qué hacer.

Porque antes de ser madre tú eras y eres una mujer, una mujer con su historia, sus carencias emocionales, sus necesidades, sus puntos débiles, que tiene que hacer un trabajo interior emocional para soltar nudos y lograr el poder de sus emociones. Porque cuando nos convertimos en madres durante años, olvidamos que somos algo más que eso y los hijos con sus conductas, problemas y demás situaciones en cada etapa que les acompañamos no paran de recordárnoslo.

¡El trabajo interior dura toda una vida! Te recomiendo que eches un ojo al WORKBOOK DE EMPODERAMIENTO EMOCIONAL sé que te va ayudar un montón.

Es cierto que nadie nos enseña a ser madres, que no hay una carrera maternal en la que te den pautas claras de cómo actuar en cada etapa en la que acompañamos a nuestros hijos, que de pronto tienes un bebé en tus brazos que te cambia la vida para siempre llenándote de amor y de millones de miedos , de frustraciones y de heridas emocionales del pasado que se abren de par en par, el instinto maternal te cambia la vida para siempre .

Y cada madre hace lo que puede con lo que tiene.

Las madres fallan, las madres gritan, las madres dan también malos consejos, las madres tienen miedos e inseguridades que a veces sin quererlo las pasan a sus hijos, las madres son cansas, a veces actúan de forma egoísta, las madres se enfadan y la cagan muchas veces porque son personas de carne y hueso que se equivocan, meten la pata con sus hijos a los que quieren con locura, porque las madres no somos perfectas por supuesto.

¿Significa que eres una madre tóxica por no ser una madre de las que salen en las pelis?¿De esas perfectas que todo lo hacen bien y nunca pierden los papeles?¿Eres una mala madre por haber actuado a veces de forma sobreprotectora o egoista?

Claro que no. Las “buenas madres” también meten la pata, se equivocan o fallan a sus hijos. Las madres somos mujeres normales y corrientes , pero sabemos reconocer cuando nos equivocamos y no creemos que por ser madres nuestros hijos tienen la obligación de ser como nosotras decimos ni nuestros esclavos emocionales de por vida porque la maternidad no te da el poder supremo sobre la vida de los hijos como piensan las madres tóxicas

Para terminar quiero decirte que cada día tenemos la gran suerte de poder cambiar todo aquello que no nos gusta de nosotras, o que nos impide ser felices porque dentro de ti tienes todo lo que necesitas para lograrlo, sé que a veces te sientes tan perdida que no sabes por dónde empezar, por eso si navegas un poco por objetivo emocion encontrarás un montón de recursos que te harán la vida más fácil, y si necesitas ayuda puedes escribirme .

Un abrazo enorme

 

Responsabilidad. Deja de repetir patrones tóxicos 

Las madres nos equivocamos porque no somos un robot programado, tenemos días buenos y días terriblemente malos en los que chillamos a los hijos y hacemos cosas que dan vergüenza ajena. Porque ser madre es una carrera de fondo sin a penas ayuda que no acaba nunca, que te enseña lo que no está escrito, pero que también te hace sentir en ocasiones la persona más inútil y fracasada del planeta tierra.

Pero esto es lo normal, y no por eso eres una madre tóxica, sino una madre real, una madre normal y corriente que quiere a sus hijos con locura, que daría la vida por ellos, pero que tiene ganas de estrangularlos cuando meten al WC el mando de la tele, o cuando llegan tres horas tardes a casa y son incapaces de hacer una llamada o mandar un whatsapp ( y sabes que lo tienen todo el día en las manos)

 

«Pero aunque seas una madre real,  normal y corriente que no busca ser perfecta, también tienes que trabajar dentro de ti, porque la mayoría venimos de madres tóxicas , de padres ausentes, de familias disfuncionales, con carencias emocionales con las que hay que hacer algo sino quieres pasarle  a tus  hijos las miserias generacionales que no son suyas, porque sin darnos cuentas repetimos los patrones que más odiamos de nuestros padres y eso hay que pararlo, reparándolo»

 

¿Tienes ahora  claro las diferencias entre una madre tóxica y una madre real? 

¿Te apuntas?

💖 Empoderamiento emocional | 🕯Autocuidado | 🌈Motivación y crecimiento personal| 🍂Vida simple y lenta| Tips para sentirte bien

Acepto la política de privacidad *

¡Te prometo no acosar! Lee nuestra ]política de privacidad para obtener más información.